Los análisis en el segundo trimestre del embarazo

En esta etapa de la gestación, tus análisis se realizan para controlar el azúcar, el hierro, el colesterol y posibles infecciones.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
El segundo análisis, con la prueba de la glucosa

Te realizarán la analítica del segundo trimestre entre las semanas 24 y 28 para hacerla coincidir con el test de O’Sullivan y ahorrarte pinchazos. Repetirán el hemograma, el test de Coombs si eres Rh- y el que te hicieron en el primer trimestre salió negativo, la prueba de la toxoplasmosis si también salió negativa y la medición de la TSH para controlar la tiroides. Además, te harán otro análisis de orina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Test de O’Sullivan

Esta prueba mide el riesgo que tienes de padecer diabetes gestacional. Hay casos en los que se realiza antes, en el primer trimestre: gestantes mayores de 35 años, con obesidad, con diabetes gestacional en otros embarazos... Éste es el proceso:
Para medir tu nivel de azúcar en la sangre observarán cómo metabolizas la glucosa después de tomar 50 g (una bebida muy empalagosa) en ayunas. Una hora después te sacarán sangre. Si el valor se encuentra por debajo de 140, descartarán la existencia de diabetes gestacional. 
Si sale igual o por encima hay que realizar otro test, la curva de glucosa. En este caso tomarás otros 100 g de glucosa y te extraerán sangre cuatro veces en el intervalo de una hora. Si tus valores salen normales te volverán a repetir el test en unas semanas, pero si en dos de esos intervalos has sobrepasado los límites, se confirmará que tienes diabetes y te remitirán al especialista para iniciar el tratamiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ferritina

Valorarán tus niveles de hierro, porque es muy normal que a estas alturas tu organismo presente ya un ligero déficit y necesitarías un suplemento para equilibrarlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Colesterol y triglicéridos

Aunque hasta ahora, los hayas tenido en niveles correctos, lo normal es que  aumenten a medida que avanza la gestación: los triglicéridos hasta un 150% y el colesterol, un 30%. Por esta razón te insistirán en que lleves una alimentación adecuada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Urocultivo

Harán un cultivo de orina, si en la muestra se detecta la presencia de nitritos u otros indicios de una posible infección.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo