Placenta baja en el embarazo, ¿qué se puede hacer?

"Estoy embarazada de 15 semanas y ayer me dijo el médico que tengo la placenta baja. ¿Qué hay que hacer? ¿A qué se debe? ¿Tengo que preocuparme?"

Es aún pronto, pues estás solo de 15 semanas, para valorar la evolución de la anidación placentaria. Lo que ha ocurrido es que el óvulo se ha implantado en la zona baja del útero y aunque en un principio esté en esa zona hay que esperar. La razón es que al ir creciendo el útero es posible que la placenta se aleje del cuello por un efecto de estiramiento de la pared del propio útero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En el caso de que la placenta se asiente sobre el orificio cervical y no se modifique la posición impediría la salida del feto. En estos casos hay que hacer una cesárea para evitar problemas graves, como hemorragias. En general, cuando al final del embarazo la placenta sigue baja y no es oclusiva no suele dar problemas y es compatible con un parto vaginal.

En las ecografías que te irán haciendo durante el resto del embarazo se controlará la posición placentaria y se podrá valorar si se puede intentar el parto vaginal o si por el contrario hay que recurrir a una cesárea.

ADEMÁS... La placenta, el filtro de la vida

Si tienes dudas sobre tu embarazo, parto y postparto escribe a crecerfeliz@hearst.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo