El embarazo cambia tu cerebro

Un estudio reciente ha revelado cómo cambia en el embarazo la estructura del cerebro de las mamás para adaptarse a esta nueva etapa. Aquí te lo contamos.

image
D.R.

Es sabido que las embarazadas sufren una serie de cambios tanto físicos como psicológicos durante el periodo de gestación. Las variaciones hormonales o las adaptaciones biológicas ya han sido ampliamente estudiadas, pero los efectos en el cerebro todavía eran bastante desconocidos.

Por eso, un equipo de investigadores ha llevado a cabo un estudio que compara la estructura del cerebro de las mujeres antes y después de su primer embarazo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El proyecto, publicado en Nature Neuroscience, ha sido dirigido por investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y del Instituto de Investigación del Hospital del Mar (IMIM), con la colaboración del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI). Se trata de una investigación pionera en mostrar que el embarazo provoca cambios a largo plazo en la morfologíadel cerebro de la madre, que se mantienen hasta dos años después del parto.

Resonancias magnéticas

Para llevarlo a cabo, durante cinco años y cuatro meses se realizó un análisis de imágenes de resonancia magnética de 25 mujeres embarazadas antes y después del parto, de las parejas hombres de 19 de ellas, de un grupo control formado por 20 mujeres que no estaban ni habían estado embarazadas y de las parejas hombres de 17 de ellas.

De este modo, los investigadores pudieron observar cómo en las mujeres que han vivido su primer embarazo se reduce el volumen de la materia gris en regionesimplicadas en lasrelaciones sociales. Esta pérdida de sustancia gris se debe a una optimización de las conexiones neuronales y no implica ningún cambio en la memoria ni en las funciones intelectuales de la mujer. "Creemos que la reducción se debe a un proceso similar a la poda sináptica que tiene lugar durante la adolescencia, donde se eliminan las sinapsis débiles para favorecer un procesamiento mental más maduro y eficiente" explica Susanna Carmona una de las líderes de la investigación.

Con este estudio los investigadores eran capaces de detectar si la mujer de la muestra había estado embarazada o no e incluso su grado de vínculo con el bebé, según los cambios apreciados en el volumen de estas áreas del cerebro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Y por qué se modifica así el cerebro? "Probablemente los cambios corresponden a una especialización del cerebro para encarar los retos que supone la maternidad" dice Óscar Vilarroya, investigador de la UAB y de la IMIM y director del grupo que ha hecho el estudio. Y es que esta variación parece estar destinada a lograr que la madre pueda saber mejor qué necesita su bebé e identificar de formá más eficiente posibles amenazas a su hijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo