Zika y embarazo: qué debes saber

El virus Zika se ha convertido en pandemia, que salta de un país a otro. Estos son los consejos que dan a las embarazadas las autoridades sanitarias.

Zika, como sabrás, es un virus que transmite el mosquito Aedes aegypti, transmisor también de otras enfermedades víricas, como la fiebre amarilla o el dengue. Los síntomas, que sólo aparecen en uno de cada cuatro infectados, son similares a los del resfriado o la gripe, no es grave.

El peligro es para las mujeres embarazadas, ya que se ha relacionado la infección materna por Zika en el primer trimestre del embarazo con el nacimiento de bebés con microcefalia (cabeza pequeña), una malformación cerebral.

Hay epidemia en Brasil y en otros 22 países latinoamericanos y caribeños, y la Organización Mundial de la Salud ha decretado la emergencia sanitaria mundial para evitar la propagación.

Consejos a las embarazadas

Tanto la Organización Mundial de la Salud, que no ha restringido los viajes, como el Ministerio de Asuntos Exteriores de España, aconsejan a las embarazadas o a las mujeres que tal vez podrían estarlo no viajar a las zonas con brotes epidémicos. Aquí tienes una lista actualizada:http://bit.ly/1m8jl0M). Y si tienen que hacerlo, deben consultar antes al ginecólogo y tomar medidas para evitar las picaduras.

  • Usar repelente con hasta 35%-45% de DEET, reponiéndolo a menudo.
  • Llevar manga larga y pantalón largo. Y de tela gruesa, que no atraviese el mosquito.
  • Dormir con aire acondicionado (los mosquitos huyen del frío) o bajo mosquitera.
  • Evitar zonas donde haya mosquitos y prevenir que se formen criaderos (recipientes con agua, estanques sin cubrir, basura mal cerrada...).

    Hasta ahora, los casos de infección que ha habido en España son “importados” de estos países, no autóctonos. No obstante, en toda la zona de Levante, desde Girona hasta Málaga, habita el mosquito tigre, Aedes albopictus, que también podría ser transmisor del Zika (lo que representaría un vector mucho mayor en la propagación del virus que la otra vía de transmisión posible, la sexual). Como no hay vacuna ni tratamiento, la mejor medida a tomar es protegerse de los picotazos.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo