En vez de la amniocentesis, un análisis de sangre

Es más cómodo y no tiene el riesgo de la amniocentesis, aunque su precio es aún muy elevado.

Un simple análisis de sangre puede sustituir a la amniocentesis, prueba invasiva a la que se someten 35.000 embarazadas al año en España y que, además de ser molesta (hay que pinchar con una aguja en la bolsa para extraer líquido amniótico) tiene un riesgo de aborto del 0,5-1%.

El nuevo test TrisoNIM, codesarrollado por la empresa española NIMGenetics, identifica y analiza las células fetales a partir de una muestra de sangre de la madre, desde la semana 12 (los resultados tardan tres semanas), para descartar con una precisión total el síndrome de Down y otras trisomías en el feto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El único problema es que, al tratarse de una tecnología muy compleja, tiene un precio elevado, 800 €, y de momento sólo está disponible en hospitales privados. Algunos seguros médicos podrían incluirla en su cobertura y puede que algún día llegue a la Seguridad Social.

Puedes contactar con la empresa NIMGenetics en: trisonim@nimgenetics.com, tf. 687 467 413.

Más información: www.nimgenetics.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo