Movimientos fetales, ¿qué indican?

Los sentirás en el segundo trimestre, aunque él se mueve desde mucho antes. En parte responden a tu actividad. Conviene registrarlos a diario.

Los movimientos fetales indican que el bebé que va a nacer se encuentra perfectamente.

Aunque el embrión se mueve desde la séptima semana, la madre no lo nota hasta el segundo trimestre, entre las semanas 16 y 24 (lo perciben antes las mujeres delgadas y las que ya han pasado por algún embarazo).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Al principio parecen gases, pero en los siguientes días se empiezan a distinguir ya con claridad y pronto se sienten a diario, como desplazamientos o como golpes secos en la tripa.

En parte la actividad de tu bebé depende de tu actividad: si te enfadas o te llevas un disgusto, el bebé se agita y patalea (tus hormonas del estrés le llegan en la sangre a través del cordón umbilical); también es más activo cuando comes algo dulce, y no es extraño que al tumbarte para descansar, tu hijo empiece a “jugar”.

En el tercer trimestre las paredes del útero le aprisionan, se voltea por última vez y, más que golpes, ahora da empujones. ¡Incluso se aprecian sus movimientos en la piel del vientre materno!

Conviene que en este tercer trimestre te detengas a registrar sus movimientos todos los días a la misma hora. Si no los notas durante 24 horas, ve al médico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo