Cómo se hace una amniocentesis paso a paso

La técnica consiste en extraer una muestra de líquido amniótico mediante una punción en el abdomen. No resulta dolorosa.

LOCALIZACIÓN.

Se hace bajo control ecográfico, para que el ginecólogo pueda visualizar el lugar idóneo de donde va a extraer el líquido. De hecho, tarda más en localizarlo que en realizar la punción. Para ello busca un lugar donde la aguja no se encuentre con estructuras (placenta, cordón umbilical, vasos sanguíneos maternos) y en el que haya una laguna de líquido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

PUNCIÓN.

El especialista introduce la aguja guiado por el ecógrafo. Se trata de una aguja muy fina, de 1 mm de grosor (similar a un cabello), muy flexible y con una punta especial para que cuando atraviese los tejidos no produzca desgarros. Primero atraviesa la piel, después la grasa, el músculo, el útero y la bolsa amniótica. La acción es tan rápida que solamente notarás un leve pinchazo.

EXTRACCIÓN.

Una vez que la aguja está dentro de la cavidad, el ginecólogo extrae 10 ml de líquido amniótico. Empleará en ello menos de un minuto.

En vez de amniocentesis, un análisis de sangre

Algunos hospitales españoles trabajan en una nueva prueba que podría sustituir a la amniocentesis. Gracias a ella bastaría un simple análisis de sangre de la futura mamá para detectar problemas genéticos en el bebé desde las primeras semanas de gestación.

¿Cómo se hace? Consiste en buscar células fetales, presentes en la sangre de la madre desde el principio del embarazo, y analizarlas para detectar posibles defectos genéticos.Como explica Fernando Bonilla Musoles, jefe de Ginecología y Obstetricia del Hospital Clínico de Valencia, “las técnicas modernas nos permiten estudiar las células fetales y ver, además del cariotipo, si existen lesiones genéticas en el niño”.

¿En qué semana? Puede realizarse en cualquier semana del embarazo, pero el momento ideal es entre la semana 8 y la 11. “En las primeras semanas se encuentran de 3 a 5 células por cada 10 ml de sangre, en las semanas 10-12 aumentan y llegan a encontrarse en la muestra de 10 a 15 células”, explica el doctor Bonilla.

¿Cuánto tardan en llegar los resultados? Una vez analizadas las células, tardan aproximadamente 48 horas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Se popularizará? Para que esta prueba se haga de forma sistemática en los hospitales a todas las embarazadas tiene que demostrar antes su eficacia lo que, según avanza el doctor Bonilla Musoles, podría suceder en un año.

¿Y qué precio tendrá? Costará entre 300 € y 500 €.

Publicidad - Sigue leyendo debajo