Cómo empieza a funcionar el cerebro del feto

El cerebro fetal empieza a establecer conexiones de forma importante a partir de las 24-28 semanas.

“Por estas fechas el feto ya interactúa mucho con su entorno. Lo explora y pone en marcha los recursos que después necesitará. Y, lo más importante, adquiere sus primeros aprendizajes. Su entorno es su escuela”, explica el doctor Cortada. Por ejemplo, hincha el tórax con el líquido a modo de respiración, aunque en el útero no puede respirar, y cierra y abre los ojos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

A partir de las 32-35 semanas de embarazo hay dos logros importantes: el reflejo de succión y las primeras fases del sueño. Además, empieza a mostrar respuestas que pueden asociarse a funciones cognitivas del ser humano. Ya tiene memoria a corto plazo y capacidad de adaptación.

“Si enfocamos una luz muy fuerte a la barriga de la madre, el feto se sobresalta. Pero si lo repetimos tres o más veces, ya no se inmuta porque se ha habituado. Sé de madres que trabajan en discotecas y sus hijos no se inquietan, porque lo han vivido desde el principio”, explica nuestro asesor. Otro ejemplo de ello es un estudio realizado en Osaka, ciudad japonesa cercana a un aeropuerto: los fetos que se habían gestado allí, después de nacer no se sobresaltaban al oír un avión, cosa que sí ocurría con los bebés que llegaban a la ciudad posteriormente.

Comunícate con él

Tu voz será una de las presencias más constantes para el bebé en estos meses. Háblale suavemente, explícale cuántas ganas tienes de tenerlo en tus brazos...

“El vínculo es importante. Busca un momento de tranquilidad para hablarle. Tu felicidad le llegará al instante”, dice el doctor Cortada. Otra forma de comunicación es a través del tacto.

“Todas las embarazadas saben que cuando tocan su vientre, el bebé responde. Cada madre debe encontrar la manera de llegar a su hijo. Para mí, la fórmula no es hablar al bebé, sino con el bebé”, explica Ibone Olza. No dejes pasar la ocasión y empieza a comunicarte con tu hijo antes de su nacimiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo