Las molestias del embarazo que debes consultar con el médico

Durante el embarazo, las futuras mamás pueden sufrir varias molestias. Muchas de ellas, no tienen importancia ya que se trata de síntomas propios de los cambios que sufre el cuerpo durante esos 9 meses. Sin embargo, ¿cómo sabemos si estos síntomas sobrepasan los límites de lo normal? A continuación te describimos los casos en los que debes ir al médico.

Siento que cada vez me cuesta más trabajo respirar

La sensación de que no te entra en los pulmones todo el aire que necesitas es muy común al final del embarazo, cuando el diafragma se ve presionado.

No supone ningún problema médico ni hay peligro para el bebé. Puedes aliviar esta molestia durmiendo semirreclinada. Cuando el niño “baje”, poco antes de nacer, volverás a respirar algo mejor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Últimamente tengo ardores y digestiones muy pesadas

No hay que adelantar la cita con el ginecólogo por sufrir ardores de estómago, salvo que sean tan constantes y acentuados que no te dejen descansar. El ardor aumenta desde el quinto mes debido a la acción de la hormona progesterona y a que el estómago se ve desplazado y oprimido.

Mejorarás si duermes semiincorporada, repartes las comidas en seis diarias, masticas muy bien y haces la digestión sentada. Si no se soluciona, hay medicamentos que, previa consulta al ginecólogo, se pueden tomar.

Tengo cistitis

Si al hacer pis notas escozor o dolor, pide cita al médico para que valore si efectivamente se trata de una cistitis (infección urinaria común en el embarazo, porque los cambios fisiológicos de éste favorecen la colonización bacteriana de la zona) y te indique un tratamiento adecuado, seguro para el bebé. Además, bebe a diario abundantes líquidos.

Noto alguna contracción y todavía no estoy de 9 meses

Desde el inicio del embarazo el útero se contrae y va entrenándose para el parto. Para que las contracciones se consideren “normales” y no de parto, deben ser irregulares y no aumentar progresivamente de intensidad.

Puede que al final de la gestación alguna te moleste. Si son frecuentes (más de 10 o 15 al día) y te duelen, pide cita. En algunos casos las contracciones sí son motivo de una visita a urgencias. Mira el cuadro adjunto.

Me duele la cabeza

En general, en el embarazo disminuyen las migrañas y aumentan las cefaleas tensionales. Éstas producen un dolor moderado e intermitente en las sienes. Si es así, descansa, relájate y, si tu doctor te lo permite, toma un paracetamol.

Otra cosa es un dolor muy intenso, acompañado de visión defectuosa o de hinchazón. En este caso, ve urgentemente al médico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tengo ciática. ¿Es una urgencia?

Si el dolor es muy agudo, llama al médico para que te vea cuanto antes. La ciática (la hernia de un disco invertebral que presiona a una raíz del nervio ciático) se debe a la laxitud de las articulaciones vertebrales producida por la progesterona, a la sobrecarga de peso y al cambio en el eje de gravedad del cuerpo.

Hasta que te vea el ginecólogo, aplícate calor sobre la zona dolorida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo