¿Cuándo llamar al médico durante el embarazo?

Fiebre, vómitos, dolores... Descubre si en el embarazo son motivos para ir a Urgencias o si puedes esperar tranquila hasta tu próxima cita con el ginecólogo.

Estás embarazada y surgen molestias que no sabes si tienen importancia...

En la mayoría de los casos no será nada grave, pero si crees que algo no va bien y tu instinto te aconseja ir ya al médico, hazlo. De cualquier modo, aquí te contamos qué hacer ante los síntomas más frecuentes.

Por las mañanas me levanto con náuseas y vómitos

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Las náuseas matutinas son el síntoma más común del embarazo. Aparecen al inicio del mismo, en ocasiones se acompañan de vómitos y suelen remitir al final del tercer mes. En principio no es un motivo para pedir una cita urgente con el ginecólogo, a no ser que estés vomitando sin parar, en cuyo caso correrías el riesgo de deshidratarte. Puedes aliviar las náuseas tomando algo sólido antes de salir de la cama cada mañana y reposando 15 minutos antes de levantarte. Si aun así las náuseas te superan o vomitas más de dos veces al día, ve al médico.

Estoy estreñida

Para aliviar el estreñimiento, que se agudiza en el embarazo por la compresión del útero y por la acción de la hormona progesterona, puedes seguir estas pautas: bebe más de dos litros de líquidos al día, aumenta el consumo de kiwis y ciruelas, anda a buen ritmo una hora cada día e intenta evacuar a diario a la misma hora.

Si no mejoras con ellas y tardas más de dos días en ir al baño, díselo al médico en la próxima visita.

Tengo hemorroides

Las hemorroides están muy relacionadas con el estreñimiento y también se deben a la compresión del drenaje venoso del canal anal por el útero. Antes de llamar al médico, sigue las pautas antiestreñimiento, lava la zona con agua fría o tibia tras cada evacuación y sécate con celulosa.

Evita el exceso de sal, especias y picantes en la comida. Si no mejoras, tendrás que pedir cita con el médico. Hay medicamentos seguros y eficaces.

Tengo fiebre y no sé si debo ir al ginecólogo rápidamente

La fiebre es un indicador de que algo no funciona como debería. Cuando es superior a 38,5 ºC y se mantiene un tiempo prolongado, puede ser nociva para el feto. Por eso, si pasa de 38 ºC, llama lo antes posible al ginecólogo o ve al médico de familia, para que averigüe la causa y ataje el problema.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En la mayoría de los casos se deberá a una infección de origen respiratorio o urinario, que se soluciona con antibióticos y antitérmicos.

Siento dolor en los senos

La tensión mamaria y el dolor en los pezones es común al inicio de la gestación y se deben a los cambios hormonales, que preparan los senos para la lactancia. Usa un buen sujetador y aplícate a diario crema antiestrías.

También puede ocurrir que, por el mismo motivo, en el último trimestre aparezca una secreción amarillenta en algún pezón. Es normal y no requiere la intervención del médico. Retírala lavándolo con agua tibia, sin jabón.

Noto taquicardias

En principio, sentir alguna taquicardia leve y aislada en los últimos meses no tiene importancia. La provocan los cambios físicos del embarazo, que hacen que tu corazón se desplace hacia arriba. Es más probable que surja si acabas de comer o tienes gases.

Pero si las taquicardias son muy frecuentes o crees que se deben a otra causa (ansiedad...), sí conviene que pidas cita con el ginecólogo.

Me pican las piernas, la tripa y el pecho y no sé si es normal

Los picores no son raros en la gestación y parece que son un efecto de los gestágenos, a través de su acción sobre el hígado. En general no tienen importancia, pero en algunos casos detrás de ellos está una enfermedad que puede ser seria. Por ello, consúltalo.

Mientras, no te rasques y, si no lo puedes evitar, ponte unos guantes finitos para no dañar la piel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo