Ecografía en 5D, 4D y 3D, diferencias entre ellas

Gracias a las ecografías 4D se puede ver imágenes del feto en el interior de la embarazada en tiempo real, es decir, que lo puedes ver incluso en movimiento. Es la principal diferencia con las ecografías en 3D y es que las ecografías 4D incorpora movimiento a esas imagen tridimensional. Aunque no se trata de una herramienta de diagnóstico por definición, la ecografía 4D tiene aplicaciones médicas para detectar posibles deformaciones en el bebé.

ecografia 4D y 5D
fotostormGetty Images

Estoy embarazada de mi primer hijo. Tengo 37 años y mi pareja y yo queremos hacer una ecografía en 4D para tener de recuerdo. Nos han dicho que ahora también las hacen en 5D, ¿qué diferencia hay con las de 4D y 3D? ¿En qué semana hay que ir para que se pueda ver bien? He leído que si tardo mucho en ir, el bebé puede estar muy grande y no podría hacerla ¿es así?

Cuando comenzaron a hacer ecografías apenas tenían nitides y las imágenes que ofrecían se veían en dos dimensiones en la pantalla del ecógrafo. Estas imágenes que se veían eran secciones del feto en el caso de la obstetricia y correspondían a los ecos que transmitía este aparato y que aparecían en el monitor.

Poco a poco, la técnica fue evolucionando y gracias a las mejoras de los programas informáticos, se consiguió reconstruir las imágenes que aparecían como si tuvieran volumen. Por este motivo, se denominaron ecografías en 3D.

Pero como todo en lo que hay tecnología por medio en esta vida, se ha ido mejorando este tipo de ecografías cada vez más y es que hasta hace relativamente poco tiempo, estas imágenes era fijas y todavía no se podía captar en movimiento al bebé dentro de la madre.

Así, finalmente se ha logrado que las imágenes que toman los ecógrafos se hagan en tiempo real, o sea, que captan el movimiento. Para distinguir estas ecos de las hasta ahora llamadas 3d, se denominaron 4D, pero no porque tuviera cuatro dimensiones, si no porque son en movimiento.

La 5D es igual que la 4D pero se ven en una pantalla mucho más grande de forma que pueda ser vista por más personas si ese es el deseo de la embarazada.

Las semanas en las que mejores imágenes se toman en una ecografía 3D, 4D o 5D son entre la 22 y 26 semanas. Igualmente, lo mejor es que hables con el ecografista elegido para fijar la fecha que este profesional crea óptima. Hay que tener en cuenta que demasiado pronto da lugar a imágenes poco favorecedoras y, si es tarde, al ser el bebé grande no se puede ver la carita entera.

Si te decides a realizar una ecografía en 5D, en internet hay muchos sitios con ofertas a buen precio. Busca y acude a un centro que te inspire confianza y tenga buenas opiniones.

OFERTA DE ECOGRAFÍAS EN 5D

Si tienes dudas sobre tu embarazo, parto y postparto escribe a crecerfeliz@hearst.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo