Por qué es tan importante llegar a término en el embarazo

Nacer entre la semana 37 y 42 se considera normal pero, ¿hay diferencias entre nacer en una o en otra? La respuesta es sí.

Recién nacido y su madre
Getty Images

La duración habitual de un embarazo es de 40 semanas, aunque también se considera normal si el bebé nace entre la semana 37 y la semana 42, tal y como explica la Asociación Española de Pediatría en su portal web EnFamilia. Sin embargo, entre una y otra hay una diferencia de 5 semanas, por lo que cabe preguntarse: ¿es lo mismo para el bebé nacer en la semana 37 que en la semana 42?

Ante este interrogante, el Colegio Estadounidense de Obstetricia y Ginecología junto a la Sociedad de Medicina Materno-Fetal decidieron hacer una redefinición de lo que es en realidad un embarazo a término con el objetivo de reducir los nacimientos médicamente inducidos antes de la semana 39. Según estas matizaciones, la cosa quedaría así:

  • Prematuros: bebés nacidos antes de la semana 37
  • A término temprano: bebés nacidos entre las semanas 37 y 38
  • A término normales: bebés nacidos entre las semanas 39 y 40
  • A término tardío: bebés nacidos entre las semana 41 y 42
  • Post término: bebés nacidos a partir de la semana 42

    Por qué es recomendable que el nacimiento se produzca a partir de la semana 39

    Ambas entidades decidieron elaborar esta definición debido a que según varias investigaciones cada día dentro del útero materno es importante para la salud del bebé. Por ejemplo:

    1. Durante las últimas semanas de embarazo, por ejemplo, el cerebro, el hígado y los pulmones todavía están en proceso de maduración, por lo que que el embarazo supere las 39 semanas le da al bebé más tiempo de desarrollarse. En este contexto cabe destacar que el cerebro del bebé en la semana 35 pesa solo dos tercios de lo que llega a pesar entre las semanas 39 y 40.
    2. Según un estudio elaborado por la Organización March of Dimes, especializada en temas de embarazo, parto y postparto, el riesgo de muerte del bebé en la semana 37 (aunque no es muy elevado) es el doble que en la semana 42.
    3. Respecto al peso del bebé cabe destacar que durante las últimas semanas de embarazo el bebé tiende a sumar unos 200 gramos por semana, unos 15 gramos diarios, acumulando grasa que le facilitará regular su temperatura una vez esté en el exterior.
    4. A partir de la semana 39 el bebé, al nacer, será capaz de succionar y tragar y mantenerse despierto para comer, acciones que no suelen poder hacer los bebés que nacen temprano.
    5. Los bebés nacidos a partir de la semana 39 tienen menos posibilidades de desarrollar problemas de aprendizaje o de salud tales como problemas de respiración, visión o audición.
      Publicidad - Sigue leyendo debajo