Así cambia el pecho de la mujer durante el embarazo

Estos son los cambios que experimentarán tus pechos durante el embarazo trimestre a trimestre.

Cómo cambian los pechos en el embarazo
Getty Images

Durante el embarazo, los pechos se transforman y desarrollan estructuras complejas para poder alimentar al recién nacido, lo que se transforma en una serie de síntomas que suelen ser los primeros atisbos del embarazo. Cabe destacar que los pechos de la mujer están en constante cambio desde que comienzan a desarrollarse en la pubertad hasta la menopausia. Además, como parte del ciclo menstrual, renuevan sus propias células internas, lo que provoca que durante la menstruación estén más hinchados, sensibles e incluso blandos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Con el embarazo, se interrumpe este ciclo de renovación de células que, junto a la retirada de la placenta, provoca el descenso de los niveles de progesterona en la mujer, que es el inicio de la transformación de sus pechos en órganos productores de leche. Este proceso puede provocar dolor, hormigueo, inflamación o pesadez.

Para que antes de sufrir estos cambios estéis sobre aviso, Medela, empresa especializada en productos para bebés, explica al detalle las transformaciones que experimentan los pechos de las madres durante el embarazo.

Cambios que experimentará el pecho durante el embarazo

Durante esta etapa, los conductos galactóforos, los que llevan la leche desde los lóbulos mamarios hasta el pezón, aumentan en número y en complejidad y las células productoras de leche (lactocitos) comienzan a desarrollarse y la cantidad de sangre que les llega se duplica (esta es la razón por la que se notan más las venas).

Primer trimestre: Es a partir de la tercera o cuarta semana de embarazo cuando se empiezan a notar los pechos y los pezones más sensibles y blandos. En la mayoría de los casos estos síntomas se mantienen únicamente durante el primer trimestre, sin embargo, en algunas mujeres persisten hasta el momento del parto.

Segundo trimestre: Es muy probable que durante el segundo trimestre se produzca un aumento del tamaño de los pezones y las aureolas ya que es en la semana 15 de embarazo cuando se activan las células productoras de leche y en la semana 22 cuando empieza la producción. El cuerpo reabsorberá la leche que se produzca ya que las hormonas del embarazo evitan que se acumule o que se pierda. Por otro lado, los pequeños bultos o granitos de la aureola se vuelven más grandes y oscuros y producen un aceite hidratante que protege contra el dolor y las infecciones al iniciarse la lactancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tercer trimestre: Es posible que en las últimas semanas de embarazo los pezones comiencen a secretar algo de calostro ya que la leche materna está lista antes de que nazca el bebé. Para evitar manchas en la ropa, son recomendables los discos absorbentes.

En el caso de que la futura madre tenga los pezones planos o invertidos es aconsejable, a partir de la semana 32 de un embarazo normal, colocar unos formadores de pezones en el interior del sujetador para facilitar el agarre por parte del bebé.

Durante los últimos meses de embarazo, es muy normal notar los pechos más pesados y doloridos. Al final del embarazo, el pecho habrá aumentado entre una y dos tallas de copa y es muy probable que el contorno también aumente debido a que la caja torácica se expande para dejar más espacio al bebé. Este aumento de pecho puede producirse de forma repentina provocando la aparición de estrías y picor, para lo que son muy recomendables las cremas hidratantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo