La matrona, cuenta con ella

Te apoya, te guía, te controla y te da seguridad. La labor de la matrona comienza cuando se inicia la gestación y continúa hasta después del parto. Alíate con ella.

Para entender la labor que realizan las matronas podemos fijarnos en tres momentos fundamentales: el embarazo, el parto y el puerperio (primeras semanas tras el nacimiento del bebé).

En estas tres fases la matrona, junto a tu pareja y a tu ginecólogo, te acompañará y ayudará para que tu maternidad se convierta en una experiencia feliz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La matrona, tu cómplice en el embarazo

La función de la matrona o comadrona puede empezar a la vez que la gestación. Si sospechas que estás encinta, pídele una cita. Ella te hará el test y empezará a asesorarte.

“Nuestra labor consiste en dar a las mujeres una buena información general y en prepararlas emocionalmente para que vivan bien el embarazo y lleguen en óptimas condiciones al parto”, explica Dori Ramos, matrona residente en el Hospital Sur de Tenerife.

Además, la matrona puede realizar un conjunto de pruebas marcadas en el protocolo: controla tu peso y la presión arterial, te examina la barriga, escucha los latidos del bebé, vigila las contracciones uterinas, comprueba tu estado físico y el del feto y observa la evolución del embarazo. En esta fase inicial es frecuente que dé consejos sobre higiene, alimentación, descanso y hábitos de salud.

El seguimiento que hace la matrona suele ser mensual en la sanidad pública, de forma compatible con las visitas al tocoginecólogo, que es quien evalúa los análisis y ecos de cada trimestre. En cambio, en la mayoría de los centros privados (y en algunos públicos) la figura de la matrona no aparece hasta bien avanzada la gestación, ya que el médico asume en solitario este cometido.

“Lo deseable, en cualquier caso, es que la matrona conozca a la futura mamá lo antes posible –al menos desde la mitad del embarazo– para estrechar los vínculos de confianza entre ambas”, aconseja Cristina Martínez, presidenta de la Asociación Catalana de Matronas.

A todas estas funciones de la matrona se añade la impartición de cursos de preparación a la maternidad, en los que se resuelven las dudas que surgen a lo largo del embarazo y que incluyen charlas teóricas sobre el proceso del parto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Les informamos sobre los cambios físicos y psicológicos que van a experimentar en estos meses y les avanzamos los cuidados que han de llevar a cabo cuando nazca el niño”, aclara la comadrona tinerfeña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo