Ecografías en 4D

¿QUÉ es una eco en 4D y para que SIRVEN?

Las ecografías en 4D son iguales que en 3D pero con movimiento. En ellas podrás ver actos tan fascinantes como las muecas de su carita, los gestos de sus manos...

A pesar de que estas ecografías ofrecen a los padres el capricho de llevarse en CD un recuerdo entrañable de su bebé, no hay que olvidar que se investiga una posible utilidad médica, centrada sobre todo en el análisis del comportamiento fetal.

A través de esta ecografía se consigue observar cómo se mueve el feto dentro del útero y, a raíz de ello, concluir si el futuro niño puede llegar a padecer un retraso mental, una parálisis cerebral o algún problema neurológico.

La explicación es simple: dentro del útero el feto no para de moverse y esto se lo facilita el medio líquido en el que se encuentra. Por esta razón, si hubiera una disminución significativa de sus movimientos o si éstos fueran anómalos, podría indicar posteriores problemas. La otra gran ventaja de la ecografía 4D es que incrementa el vínculo afectivo al permitir ver con nitidez la expresión de la cara del pequeño.

¿CUÁNDO SE REALIZAN?

Entre las semanas 25 y 30. En esta época el feto está totalmente formado, se mueve mucho y hay bastante líquido amniótico en el útero. Su precio oscila entre los 130 y los 200 euros, según los centros. En poco más de media hora te puedes llevar a casa un vídeo de tu hijo moviéndose de un lado a otro.

Sin embargo, no siempre es tan sencillo. Si la calidad de la eco en 2D no es buena (debido a que la mujer es obesa, a la posición fetal, a que el útero tenga miomas, a que hay poco líquido amniótico, etc.), la 4D tampoco lo será.

Publicidad - Sigue leyendo debajo