Cómo calcular tus días fértiles según la temperatura basal

Medir la temperatura basal es uno de los métodos más utilizados para conocer los días fértiles en la mujer. Te contamos cómo se realiza, por si quieres probarlo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cómo calcular los mejores días

Has decidido ser mamá y quieres conocer tus días fértiles para saber cuándo mantener relaciones sexuales (o, por el contrario, ahora no deseas quedarte embarazada y quieres conocerlos precisamente para no mantenerlas en ese periodo).
En ambos casos puedes recurrir a uno de los métodos más conocidos: la medición de la temperatura basal. Gracias a él podrás calcular de forma bastante aproximada tu día de ovulación, aunque para que el resultado tenga un alto grado de fiabilidad es importante que tus ciclos sean regulares y que sigas una serie de pasos.

¿A qué se llama temperatura basal?

Es la temperatura del organismo cuando la persona está en reposo absoluto (es decir, nada más despertarse, sin haberse levantado y sin haber comido ni bebido nada). En la mujer la temperatura basal varía a lo largo de su ciclo menstrual a causa de la elevación o disminución de dos hormonas: los estrógenos y la progesterona.

Así evoluciona a lo largo del ciclo

El ciclo de la mujer consta de dos fases: la primera va desde el primer día de la menstruación hasta la ovulación (en una mujer con ciclos regulares, de 28 días, se produce en torno al día 14). Y la segunda va desde esta hasta el primer día de la siguiente menstruación.
En la primera fase de este ciclo la temperatura basal se mantiene más o menos constante, en torno a los 36,5 o 36,8 ºC. Uno o dos días antes de la ovulación desciende levemente. Y uno o dos días después de la ovulación asciende (como mínimo 0,3ºC) y se mantiene en esos niveles hasta que desciende al llegar la menstruación.

Cómo utilizar los resultados

Conocer tu fecha de ovulación te servirá para saber cuándo mantener relaciones sexuales si quieres conseguir un embarazo. En este sentido, el mejor día para hacerlo es el de la ovulación (uno o dos días antes del aumento de la temperatura que refleje la tabla), ya que entonces existe más cantidad de moco cervical, que ayuda a que los espermatozoides penetren en el útero.
Pero también es posible lograr la concepción si se mantienen relaciones en los tres o cuatro días anteriores a la ovulación. La razón es que los espermatozoides viven una media de 72 horas y, por lo tanto, pueden “esperar” al óvulo, que solo vive 24 horas .
Pero además, si sabes cuándo has tenido la ovulación podrás calcular cuándo vas a tener la menstruación (justo 14 días después). Al acercarse esa fecha la temperatura basal descenderá: si no lo hace y se mantiene elevada unos 15 días puede ser síntoma de que estás embarazada.

Cómo hacer una tabla de temperatura basal

Para poder calcular la fecha de ovulación con bastante exactitud (aunque debes tener en cuenta que siempre existe un margen de error de dos o tres días) es necesario hacer una tabla en la que ir apuntando la temperatura basal diaria durante un ciclo menstrual. Luego sólo tendremos que dibujar la curva que une las distintas mediciones y en ella quedará reflejado el momento de la ovulación (uno o dos días antes del aumento de la temperatura). Para más fiabilidad, los expertos aconsejan repetir esta tabla dos meses más.

Pautas para medir la temperatura basal

A la hora de elaborar una tabla de temperatura basal es importantísimo medir bien ésta. Y para ello debes seguir una serie de pautas.
Mídela todos los días a la misma hora, justo después de haberte despertado (deja el termómetro en la mesilla y así no tendrás que moverte para buscarlo). Debes hacerlo antes de comer ni beber nada y antes de ir al servicio (algunos expertos aconsejan incluso no hablar).
Utiliza siempre el mismo termómetro y mídela siempre en el mismo sitio (en la axila, en la boca o, mejor, en el recto).
Mantén el termómetro hasta que ya no suba más, un mínimo de 3 minutos.
Refleja el resultado en la tabla, con una cruz o un puntito.
Haz la tabla durante todo el ciclo (marca los días de la menstruación coloreándolos). Anota cualquier circunstancia que se haya producido y que haya podido provocar un aumento de la temperatura basal que no tenga nada que ver con el ciclo (sufrir estrés, dormir menos de 6 horas, ingerir alcohol, tomar algún medicamento, estar enfermo, mantener relaciones sexuales...).

Calcular los días fértiles

Teniendo en cuenta la curva de evolución de la temperatura basal a lo largo del ciclo se puede calcular cuándo se producirá la ovulación y, por lo tanto, cuándo es posible quedarse embarazada (en las 24 o 48 horas previas al aumento de la temperatura).

Otras formas de conocer el día de la ovulación

Moco cervical: Además de la medición de la temperatura basal, existe otro método natural para saber qué día se está ovulando. Consiste en observar (tomando una muestra con los dedos) el moco cervical, una sustancia que permite el desplazamiento de los espermatozoides y cuya consistencia varía a lo largo del ciclo: al principio es espeso y blanquecino y dos o tres días antes de la ovulación se vuelve más líquido y más transparente, similar a la clara de huevo y con hilillos. Cuando se produce la ovulación, el moco cervical desaparece. Desde el último día en que se tiene ese tipo de mucosidad hasta que desaparece es el periodo fértil de la mujer.
Tests de ovulación: Se venden en farmacias, tienen un alto grado de fiabilidad y sirven para determinar la fecha de ovulación (y por lo tanto el inicio y el fin del periodo fértil) mediante análisis de orina.

También te interesa: --> Calculadora de ovulación

Publicidad - Sigue leyendo debajo