Bebé nacida de un embrión congelado hace 24 años

Supone un récord mundial, está sana y ha hecho muy felices a sus padres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Se llama Emma Wren Gibson, es una niña sana, nació el 25 de noviembre en EE UU y el día de Navidad cumplió un mes de vida (la imagen ha sido cedida por sus padres a los medios de comunicación). Hasta aquí todo normal. La diferencia es que Emma ha nacido de un embrión congelado hace 24 años (un récord mundial), casí la misma edad que tiene hoy su madre. Sus padres, que ahora están muy, muy felices, no podían tener descendencia, habían decidido empezar los trámites de adopción, pero antes recurrieron al Centro Nacional de Donación de Embriones.

Aunque la identidad de los donante es desconocida, los padres sí pudieron conocer un perfil con las características físicas, psicológicas y médicas, y eligieron un perfil de donante con rasgos físicos similares a los suyos. Una vez adjudicado el embrión y tras la sorpresa inicial (el embrión se congeló en 1992) la mamá de Emma tuvo que tomar medicación hormonal, previo al tratamiento de implantación. El procedimiento tuvo éxito y tras un embarazo considerado en todos los aspectos como normal y un parto de casi 20 horas, nació Emma, sin ningún problema.

En España, como parte del procedimiento de la fecundación in vitro (estimulación ovárica, punción, fecundación, cultivo, transferencia, vitrificación), se produce la vitrificación de los embriones de buena calidad no transferidos, ya sea para utilizarse en un siguiente ciclo (en caso de que el primero no tenga éxito) o se guardan por si en un futuro se desea volver a intentar tener otro hijo.

En nuestro país un 8,6% de los nacimientos se produce gracias a técnicas que ayudan a lograr el embarazo. Tienes más información sobre estas técnicas aquí.

Más datos sobre vitrificación de embriones en Clínicas Eva

Para donación y recepción de embriones mira en Ginefiv.

Más técnicas para lograr el embarazo en IVI

Publicidad - Sigue leyendo debajo