De padres mayores, hijos más longevos

Lo ha demostrado una investigación científica realizada en Estados Unidos: cuando el hombre se convierte en padre a una edad avanzada, sus hijos tienden a tener una larga vida. La clave esté en los telómeros.

La edad elevada del padre puede influir, y mucho, en las posibilidades de conseguir un embarazo sano y en que éste llegue a buen término. Pero no todo van a ser inconvenientes.

La buena noticia para los hombres maduros que van a ser papás es que, según esta investigación, los niños nacidos de padres mayores están genéticamente programados para tener una vida más larga, efecto que se multiplica si sus abuelos también fueron padres a una edad avanzada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El motivo está en la longitud de sus telómeros, unas estructuras que protegen a las células del envejecimiento y que en estos padres son más largas y eficaces, condición que transmiten a sus hijos.

COMO EN LOS CORDONES DE ZAPATOS

Los telómeros, situados en el extremo de los cromosomas (portadores del ADN), son como las puntas de plástico de los cordones de zapatos, que impiden que se deshilachen. Con el paso de los años los telómeros se acortan y al llegar a un tamaño mínimo la célula deja de funcionar.

Sin embargo, lo que han descubierto los científicos de la Universidad Northwestern, en Estados Unidos, es que en el esperma del hombre que aún sigue siendo fértil, los telómeros se alargan con la edad. Así, cuanto más mayor es un hombre al convertirse en padre, más largos son los telómeros que heredan sus hijos, mayor es su esperanza de vida y menor es su riesgo de padecer enfermedades asociadas al envejecimiento (demencia, párkinson...).

La investigación se basó en 2.000 hijos e hijas cuyos padres tenían entre 15 y 45 años en el momento de su nacimiento, y se amplió a 234 casos en los que también se estudió la edad de paternidad de los abuelos y su efecto en los telómeros de los nietos. Así pues, aunque no es aconsejable retrasar la paternidad (porque puede haber otros problemas), algo sí tiene de bueno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo