La obesidad afecta a la fertilidad de la mujer y del hombre

Numerosos estudios han demostrado que tener sobrepeso o ser obeso es un handicap a la hora de intentar tener un hijo porque la fertilidad puede verse afectada por esos kilos de más.

obesidad fertilidad
miodrag ignjatovicGetty Images

La obesidad y el sobrepeso son una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Podemos medir la obesidad con el Índice de Masa Corporal (IMC), que es el peso de una persona en kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en metros. Una persona con un IMC igual o superior a 25 se considera que sufre sobrepeso y con un IMC igual o superior a 30 se considera obesa.

El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo para numerosas enfermedades crónicas, entre las que se incluyen la diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer. Además, se ha demostrado que la obesidad puede afectar a la fertilidad de hombres y mujeres e interferir a la hora de buscar un embarazo tanto de forma natural como con la ayuda de técnicas de reproducción asistida.

Los expertos de la Clínica Opción Médica nos describen los trastornos que puede producir la obesidad relacionados con la fertilidad.

¿Cómo afecta la obesidad a la fertilidad masculina?

Mientras que la relación entre obesidad y fertilidad femenina ha sido ampliamente estudiada y publicada, la de los varones no ha sido objeto de tantos estudios y existe cierta controversia entre la afectación de la obesidad en la fertilidad del sexo masculino. Últimamente numerosos estudios han demostrado que el sobrepeso y la obesidad afectan a la calidad del semen. El exceso de peso corporal puede provocar una reducción considerable de la concentración de espermatozoides o disminuir su actividad, por ejemplo su movilidad. A medida que el índice de masa corporal aumenta la afectación es mayor.

Además, entre las alteraciones hormonales de este tipo de varones encontramos un bajo nivel de testosterona que puede conllevar problemas de disfunción eréctil dificultando el embarazo de forma natural.

¿Cómo afecta la obesidad a la fertilidad femenina?

En el caso de la mujer, el exceso de peso puede producir las siguientes alteraciones que afecten a la fertilidad:

- Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP): Es una de las mayores causas de anovulación y por consiguiente de esterilidad.
- Hipotiroidismo: Se caracteriza por una producción hormonal anormal proveniente de la glándula tiroides. Este trastorno provoca periodos menstruales irregulares y en ocasiones incluso puede desaparecer la ovulación.
- Defectos de la Fase Lútea: Forman parte de una serie de alteraciones relacionadas con el adecuado desarrollo del endometrio, vital para la implantación embrionaria.
- Exceso de Estrógenos: El estrógeno es producido por las células grasas, las mujeres con sobrepeso, normalmente, tendrán mayores cantidades de estrógenos en su sistema. Un exceso podría atacar al sistema reproductivo desequilibrándolo y provocando la infertilidad. Incluso, una vez embarazada podría aumentar las probabilidades de aborto espontáneo. El peso no es el único factor que puede aumentar los niveles de estrógenos.

A rasgos generales, el exceso de peso origina una serie de desórdenes metabólicos que pueden conllevar a alteraciones en el ciclo menstrual que acaben produciendo una ausencia de la menstruación. En el sexo femenino, el sobrepeso, provoca una mayor presencia de triglicéridos, glucosa e insulina, hecho que se traduce en peor calidad de ovocitos.

Además, en mujeres con sobrepeso, una vez conseguido el embarazo la probabilidad de aborto es mayor y existe un riesgo superior a las complicaciones tanto maternas como fetales. Asimismo, la obesidad de la madre incrementa las posibilidades de que el recién nacido tenga problemas de sobrepeso en un futuro, así como riesgo de enfermedades metabólicas o cardiovasculares.

Tratamientos para combatir la obesidad

Existen diferentes tipos de tratamientos para acabar con la obesidad, lo ideal es realizar una visita con un doctor especializado en el tema para que realice un pequeño estudio al paciente y así pueda determinar el tratamiento más adecuado para cada uno.

A grandes rasgos podemos hablar de tratamientos endoscópicos, vía oral, y cirugía de la obesidad. Desde la experiencia de los profesionales de la Clínica Opción Médica recomiendan que todos ellos deben ir siempre acompañados de seguimiento multidisciplinar de dos o tres años para que el paciente consiga adquirir un nuevo estilo de vida más saludable y, sobre todo, lo afiance.

Publicidad - Sigue leyendo debajo