Mitos y mentiras sobre quedarse embarazada de forma natural

Hemos hablado con expertos en fertilidad para desmontar las mentiras más comunes sobre este tema.

mitos sobre quedarse embarazada
Westend61Getty Images

Son muchas las ideas y mitos sin base médica sobre la fertilidad o lograr un embarazo de manera natural. Hablamos con los expertos de Fivir, centro médico especializado en reproducción asistida, para desmontar y aclarar estas mentiras que los estudios científicos han revelado como falsas y que no ayudan en nada a las parejas o personas que se encuentran en esta situación.

1.Lograr un embarazo es fácil

La probabilidad de lograr un embarazo es de sólo el 20-30% en cada ciclo menstrual y esta es la máxima fertilidad que tiene una pareja de nuestra especie. Así pues, lograr un embarazo NO es tan fácil.

2. Las pastillas anticonceptivas producen infertilidad

Al suspender el tratamiento anticonceptivo, el 90% las mujeres retoman su función ovárica normal y, por tanto su efecto sobre la posibilidad de quedarse embarazada termina en el momento en que se restaura la menstruación espontánea. Muy al contrario, los anticonceptivos pueden ser beneficiosos de cara a la fertilidad futura ya que evitan la formación de quistes ováricos y controlan enfermedades que sí tienen que ver con la infertilidad, como la endometriosis.

3. La endometriosis no afecta a la infertilidad

La endometrisis puede dificultar la consecución de un embarazo. La afecta a una de cada tres mujeres que presentan esta enfermedad y por lo tanto, tienen una mayor dificultad para quedar embarazadas.El problema se incrementa con el retraso del diagnóstico y la demora en la edad del primer embarazo por causas sociolaborales. Por tanto la endometriosis sí reduce las posibilidades de gestación de una mujer.

4. Las relaciones sexuales durante mi período ovulatorio aumenta las posibilidades de embarazo

Para una buena eficacia reproductora, se recomienda mantener las relaciones sexuales de tres a cuatro veces a la semana. Programarlas durante la posible ovulación o siguiendo las indicaciones de una aplicación, sólo produce un estrés añadido que no ayuda a lograr el objetivo. Recordemos que los tests sólo detectan los picos de la hormona de la ovulación pero no permiten saber si el proceso de la propia ovulación se ha completado o no. También debes saber que las aplicaciones se basan en datos estadísticos pero que hay un porcentaje muy elevado de mujeres que pueden ovular antes o después de cuando dicha aplicación lo está indicando. Así pues, conservar y cuidar la espontaneidad de las relaciones sexuales.

5. El embarazo no se consigue por la obsesión que se llega a tener cuando tarda en llegar

La infertilidad no es un problema psicológico. El estrés, no resulta beneficioso durante la búsqueda del embarazo, pero no es en sí una causa de infertilidad. Las causas que impiden la gestación suelen ser orgánicas, funcionales u hormonales. Y casi en el 50% de los casos, va a afectar a los dos miembros de la pareja.

6. Determinadas posturas que se adoptan tras el sexo favorecen la fecundación

Ni después de la eyaculación hay que estar tumbada durante media hora, ni es necesario hacer el pino para ayudar a los espermatozoides a llegar al destino.

7. El hombre es fértil a cualquier edad

Ellos también tienen reloj biológico y la calidad seminal y por lo tanto, su fertilidad también se reduce con la edad.

8. Quienes ya han concebido lo tienen más fácil para conseguir el segundo embarazo

Existen dos tipos de infertilidad: la primaria, la de las parejas que no han tenido nunca un embarazo, y la secundaria, que afecta a parejas que han llegado al embarazo al menos en una ocasión pero que ahora no pueden volver a conseguirlo.

9. Con la menopausia ya no puedes tener un embarazo

Una mujer menopáusica puede tener hijos mediante la donación de óvulos. En los tratamientos que se realizan con esta técnica se requiere sólo un buen estado de salud, un útero sin enfermedades y una correcta preparación del interior del útero, que será finalmente donde implantará el embrión. Recordemos que la menopausia puede ocurrir no sólo al rededor de los 50 años y que existe la llamada menopausia precoz.

10. Los tratamientos de reproducción son muy caros

Solo un 20% de las parejas que tienen problemas de fertilidad necesitan tratamientos de alta complejidad y de elevado precio. El 80% de los casos de infertilidad se solucionan con métodos sencillos y económicos. Los tratamientos de la infertilidad van desde inducción de la ovulación, inseminación artificial, a técnicas avanzadas de reproducción asistida como: fecundación in vitro, inyección intracitoplasmática de espermatozoides, diagnostico genético preimplantacional, etc.

Se tarda menos en acudir a un centro y preguntar a un especialista las razones de la infertilidad que seguir creyendo en mitos o mirar al cielo en la noche. Lo cierto es que la luna todavía no ha embarazado a nadie y los centros de especialización reproductiva lo hacen a diario con tasas de éxito de casi el 100%.

Publicidad - Sigue leyendo debajo