Acoger a un niño en tu familia

En nuestro país hay 25.500 niños que viven con familias “canguro”, pero quedan otros tantos en centros de protección. Si quieres acoger a alguno, sólo necesitastiempo, recursos y mucho amor.

Cada año, cerca de 10.000 menores quedan en situación de desamparo temporal en España. En la mayoría de los casos sus progenitores están en prisión, en pésimas condiciones de salud, con graves problemas de toxicomanías...

Por eso necesitan unos padres de acogida para que, en lugar de vivir la experiencia de una institución, puedan crecer en una familia adecuada que garantice su normal desarrollo, al tiempo que mantienen su identidad y la relación con sus verdaderos progenitores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Modalidades de acogimiento

El simple está pensado para los niños que tienen una alta probabilidad de retorno con sus padres. Es temporal y no puede superar los dos años (en los bebés no suele superar los seis meses). Dentro de éste se encuentra la acogida urgente, en la que las familias se comprometen a estar disponibles las 24 horas del día para acoger a cualquier niño que lo precise.

Otro tipo es el permanente, que se emplea cuando los servicios sociales no emiten un pronóstico claro de retorno del pequeño a su hogar, pero es conveniente que mantenga la vinculación emocional con su familia. Su duración es indefinida y, si el niño llega a la mayoría de edad, podrá elegir entre quedarse con la familia de acogida o volver con la biológica.

Menos común es el abierto, en el que se acoge a niños en fines de semana y vacaciones. Por último está el preadoptivo, que exige que los padres del niño lo hayan abandonado o un juez les haya retirado definitivamente la patria potestad, y que los acogedores sean idóneos para adoptar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo