Cómo elegir el ginecólogo perfecto para ti

El tocoginecólogo es el ginecólogo especializado en embarazos y partos. Él es quien va a controlar tu salud y la de tu hijo durante los próximos nueve meses. Para no equivocarte al elegirlo, antes de decidirte por uno, infórmate cuanto puedas sobre su modo de ser y de trabajar.

Hace años la mujer vivía su embarazo de manera pasiva. Su médico tomaba las decisiones y ella las acataba sin preguntas ni explicaciones. No es extraño entonces que el planteamiento de elegir especialista fuera impensable. Al fin y al cabo, “qué más daba uno que otro”.

Hoy en día las cosas han cambiado mucho: además de buscar un buen médico, la mujer quiere que su tocoginecólogo le dedique tiempo y atención en cada visita y que le transmita tranquilidad. Aunque hay excepciones, como más adelante veremos, la mayoría de las futuras mamás también desean que su médico les explique el porqué de cada duda (surgen infinitas a lo largo del embarazo).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En definitiva, se trata de establecer una relación de confianza con el especialista, para poder hablarle y preguntarle con libertad sobre cualquier preocupación o idea que ronde por la cabeza.

Ten en cuenta tu personalidad

La forma de ser de la embarazada es crucial para que pueda sentirse a gusto con un médico. Por eso, antes de elegir a tu especialista debes reflexionar unos instantes sobre tu personalidad y sobre tu manera de vivir todo lo que te está ocurriendo:

  • Si tienes las ideas muy claras sobre cómo quieres que te atiendan durante estos meses y en el momento de dar a luz, debes intentar encontrar un especialista que te aconseje y te oriente, pero que te deje tomar tus propias decisiones, siempre que sea una opción médicamente posible.
  • Si, por el contrario, eres de las que confías plenamente en el especialista y prefieres dejarlo todo en sus manos, porque así te sientes más segura, debes inclinarte por un médico de los que dan pocas explicaciones y acostumbran a seguir las pautas clínicas establecidas para atender y controlar los embarazos.

    El hecho de que el tocoginecólogo sea un hombre o una mujer es una condición importante para algunas futuras mamás. Las especialistas suelen mostrarse más comprensivas desde el punto de vista emocional, pero hay que contar con que también puede darse el caso contrario: que den poca importancia a las preocupaciones, dudas y molestias de la embarazada (que para ella son cruciales), porque ellas ya han superado con éxito esta experiencia.

    En cualquier caso, es recomendable que las embarazadas muy tímidas y excesivamente recatadas opten por una tocoginecóloga. El simple hecho de saber que es una mujer quien va a examinarlas, seguramente les ayudará a sentirse cómodas y relajadas cada vez que tengan que asistir a su consulta.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Tus amigas y familiares pueden orientarte

    Para evitar dar palos de ciego, antes de decidirte a ir a un tocoginecólogo, puedes preguntar a tus amigas o familiares si conocen a alguno con buenas referencias. Otra opción es pedir consejo a tu médico de cabecera o a tu ginecólogo habitual, siempre que estés conforme y contenta con su forma de ejercer la Medicina. Suele ocurrir que los médicos recomiendan a otros especialistas con criterios similares.

    Por último, si conoces a algún profesional sanitario que trabaje en un hospital o clínica maternal, no dudes en pedirle consejo. Nadie podrá informarte de una manera más detallada sobre tus posibles tocoginecólogos. De todos modos, piensa que la única manera de acertar es concertando una cita con el que consideras que puede convertirse en tu médico.

    Sólo después de conocerle personalmente, de conversar con él y de comprobar cómo te trata y el protocolo que sigue para controlar los embarazos, sabrás si has dado con el especialista ideal para ti.

    Si me equivoco, ¿puedo cambiar de especialista?

    Sanidad privada
    Lo más seguro es que no tengas problemas, porque existe una amplia variedad de médicos donde elegir.

    Sanidad pública
    Aunque existe la libre elección del especialista, puedes encontrarte con algún que otro inconveniente: si en tu centro de salud hay más de un tocoginecólogo, puedes elegir otro que te guste más, siempre que tenga el cupo abierto (número de pacientes adscritos a ese médico).

    En caso de que haya un único especialista y no te agrade, puedes pedir el cambio a un tocoginecólogo de otro centro que pertenezca a tu misma Área de Salud y que tenga el cupo abierto, pero primero tienes que pedir cita con tu médico de cabecera, para que gestione el traslado.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo