Calidad y precio

Calidad y precio

A la hora de calcular las tarifas, la empresa tendrá en cuenta tu edad, tu estado de salud (deberás rellenar un cuestionario) y la Comunidad Autónoma en la que resides. Los precios suelen ser bastante homogéneos.

Para valorar la relación cobertura/precio, debes conocer qué servicios incluye el seguro, si trabaja con profesionales de primer nivel, así como las claúsulas limitativas.

El precio debe ser coherente con la cobertura que ofrece. El concepto de “caro” o “barato” variará según los servicios incluidos en la póliza.

Si tu pareja ya dispone de un seguro médico, puedes contemplar la opción de ampliar su póliza y el precio final puede resultarte más económico. En caso de que estés asegurada individualmente y tengas un hijo, su adscripción a tu seguro será automática, si tú lo deseas.

Deberás informar a la compañía en un determinado plazo de tiempo (que suele ser de 15 días después del nacimiento) sobre tu interés en incluir a tu hijo en el seguro. Tu póliza pasará a ser familiar, por lo que tendrás que pagar algo más.

Algunas aseguradoras cubren la atención sanitaria al neonato hasta 15 días después del nacimiento sin sobrecoste.

Publicidad - Sigue leyendo debajo