Al contratarlo, ten en cuenta...

Infórmate antes de contratar

Antes de contratar una póliza de salud, infórmate sobre la compañía y valora si es la que a ti más te conviene.

  • Asegúrate de que la compañía tiene un buen cuadro médico en tu lugar de residencia y centros cercanos a tu casa.
  • Si tienes interés por algún médico concreto o centro hospitalario, comprueba que figuran en la oferta de la aseguradora (mira el cuadro médico en su página web).
  • Presta atención a las especialidades médicas, quirúrgicas y pruebas diagnósticas a las que podrás tener acceso y comprueba que incluye facultativos y especialistas en las áreas médicas que te interesan.
  • Valora los centros y servicios que la compañía pone a tu disposición: instalaciones, programas de salud, cursos de preparación al parto, posibilidad de cama para acompañante y si están dotados de los últimos tratamientos y avances.
  • El copago. Es habitual en los seguros de cuadro médico: deberás pagar una cantidad mínima establecida por cada uso que hagas de los servicios asistenciales.
  • Algunos seguros de salud incluyen servicios adicionales en la póliza, como la cobertura dental, un importante ahorro.
  • La mejor opción es escoger un seguro de salud que ofrezca un amplio abanico de servicios ajustado a las necesidades de todos los miembros de la familia.
  • ¿La compañía te lo pone fácil? Pregunta, por ejemplo, si puedes consultar a un médico y obtener atención por teléfono o si tienes la posibilidad de solicitar una segunda opinión médica internacional. Puede resultarte útil en casos de emergencia.
  • Evalúa el trato y la atención al cliente. Tu compañía aseguradora de salud debe ofrecerte un trato cercano y personalizado. En caso de estar recibiendo tratamiento médico, esta atención puede favorecer una evolución positiva del paciente.
  • También es favorable que puedas disponer de un teléfono de contacto donde ser atendida a cualquier hora, los 365 días del año.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Publicidad - Sigue leyendo debajo