Tu equipaje para el parto

Pronto te verás de camino al hospital para dar a luz a tu hijo. Además de meter ilusión y fuerza en tu maleta, no olvides esas cosas prácticas que necesitaréis tú y el bebé.

image
D.R.
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuándo tenerlo preparado

Unos 20 días antes de la fecha probable de parto (FPP) deberías tener preparada la bolsa con todo lo que necesitaréis el bebé y tú durante el tiempo de ingreso en la clínica. No es por agobiarte, pero a partir de la semana 37 el embarazo se acerca a su término y el parto puede presentarse sin previo aviso antes de la semana 40.

Y aunque estarás bastantes horas dilatando en casa antes de ir al hospital (cuando las contracciones sean cada 10-15 minutos y se mantengan más de una hora), tu pareja y tú estaréis ocupados contando el tiempo entre una y otra y no será el mejor momento para ponerte a organizar la maleta, buscar los documentos que necesitas o conseguir un paquete de pañales para el recién nacido.

Tener todo preparado, la ruta al hospital estudiada y lo que precisarás al volver a casa te dará tranquilidad. Sé previsora, lo agradecerás.

La ropa y las cositas del bebé

Además de los pañales de primera puesta, si das a luz en un hospital privado que no los facilite (en los públicos sí los dan), lleva...

- Gasas para limpiar al niño si tiene regurgitaciones.
- Bodies de algodón. En los públicos te los facilitan. Si es un centro privado, mejor que sobren, lleva 6, pueden mancharse fácilmente.
- Gorrito (en el público le pondrán uno en el paritorio, lo puedes cambiar por el tuyo para que esté más guapo) y manoplas antiarañazos.
- Ropa para vestirle. Ten en cuenta que en los públicos van con bodie, solo necesitarás la ropita para salir del hospital. En los privados te aconsejan que le tengas con ropa cómoda (pelele, polainas, pijamas). También mete patucos o calcetines para que no coja frío en sus pies.
- Con buen tiempo, un arrullo para envolverle. Lleva además una mantita si hace frío.
- Hasta que llegues a casa no tendrás que bañarle tú (lo harán allí) pero lleva crema para el culete, por si es necesaria, y un cepillo de bebé.

¿Llevas todos los papeles?

Tenlos preparados en una cartera o carpeta.

- Documento de identidad (DNI, pasaporte o NIE) que te acredite como la persona que ha dado a luz en el certificado de nacimiento.
- Tarjeta de la Seguridad Social o de la aseguradora o mutua, si es hospital privado.
- La mayoría de los hospitales tienen informatizado el informe del embarazo (analíticas, ecografías, etc.). No olvides llevarlo si no es así.
- Documento de parto, si lo has hecho, indicando tus preferencias. Las respetarán si es posible. Lo escrito lo puedes cambiar en el parto.
- Documento firmado en el que consientes el uso de la anestesia en un parto normal.

Qué necesitas para ti

Al preparar tu equipaje deberás tener en cuenta en qué hospital vas a dar a luz (en los públicos te dan ciertas cosas) y si te han programado cesárea (ya sabrás de antemano que estarás más días ingresada). Que no te falten...

- Una bata y dos camisones (en los públicos te los facilitan) abiertos por delante para que te resulte más cómodo dar de mamar.
- Zapatillas cómodas (será bueno que camines y te muevas durante la dilatación), calcetines si eres friolera y chanclas para la ducha.
- Dos sujetadores de lactancia y discos.
- Braguitas desechables. Las de malla son muy cómodas para el postparto hospitalario, porque sujetan bien los empapadores que te facilita el hospital a modo de compresas. Además, puedes lavarlas y no son de un solo uso. En el postparto en casa, las de celulosa están bien, lo importante es que sean altas, hasta la cintura por si es cesárea para que no te moleste la goma y sientas la herida más recogida.
- Compresas tocológicas. Las de celulosa son las mejores, ya que si te dan puntos no se enganchan a la sutura de la episiotomía. Las de algodón se enganchan y pueden molestarte.
- Neceser con productos de higiene: cepillo y pasta de dientes, esponja, jabón, cepillo de pelo, líquido de lentillas (si las usas), etc...
- Una bolsa para recoger tu ropa sucia.
- Ropa holgada y cómoda para el día que te dan el alta (la que usabas al final del embarazo te irá bien estos primeros días).
- Cámara de fotos, móvil (con la aplicación para controlar las contracciones) y el cargador.

El coche y la ruta, a punto

El futuro papá, o quien vaya a acompañarte, debe encargarse de tener el coche a punto y con gasolina en estas semanas, al menos a partir de la semana 37.

Si tienes que ir sola al hospital, no se te ocurra conducir con las contracciones, llama a un servicio de taxis o a una ambulancia. Ten prevista con antelación esta última posibilidad.

Cuando salgáis en coche hacia el hospital, tu acompañante debe tener la ruta estudiada, el tiempo que se tarda y no está de más que la lleve ya en el GPS.

Debes tener comprado...

No lo que necesitarás dentro de unos meses (te regalarán muchas cosas), sino lo que precisarás justo al volver a casa.

- Un sistema de retención infantil (capazo o silla grupo 0+) para el coche.
- Un capazo o minicuna con al menos tres sábanas bajeras y un arrullo o mantita o saco de dormir.
- Bañerita y cambiador.
- Algo de ropa de primera puesta (ojo, esto será lo que más te regalen).
- Pañales de recién nacido.
- Cosas de aseo: jabón, esponja de cara, de cuerpo, crema de cuerpo y para el cambio de pañal, cepillo de cerdas blandas, gasas, suero salino, tijeritas de punta roma (no le cortes las uñas hasta que lo diga el pediatra) y toallitas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenas ideas