Cómo vestirte

Echa un vistazo a las tiendas especializadas y comprobarás que hay mucho donde elegir. Con sentido común y acertarás.

Estar embarazada no supone renunciar a tu estilo, aunque sí hay que adaptarse al nuevo volumen. Renueva tu ropa según el mes en curso. Aunque te haga mucha ilusión, no te compres en el primer trimestre la ropa que usarás en el tercero (será otra estación del año).

REGLAS DE ORO

  • Elige prendas de algodón porque favorecen la transpiración. Ahora sudas más y con las prendas sintéticas se acentúa el problema.
  • Escoge ropa que sea fácil de poner y abrochar (abertura en el pecho, cremallera lateral, botones de presión, cinturilla adaptable, elásticos en los costados, etc.). Lo agradecerás cada vez que tengas que acudir a revisión médica. Además, piensa que cada día tendrás más dificultades de movimiento.
  • Invierte en lencería. La llevas pegada al cuerpo y tu piel es ahora más sensible, así es que elígela desde el inicio del embarazo. Necesitas: un par de sujetadores de embarazo, las braguitas, sólo de algodón, y si te recomiendan faja, ha de ser de embarazo, con un suave elástico que no oprima.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    TU NUEVO ARMARIO

    Hasta el cuarto mes podrás utilizar prendas que tienes, pero en cuanto estés incómoda, actúa.

    • Pantalones: Elígelos de tejido elástico y cintura extensible.
    • Calcetines y medias: No los uses si te dejan marcas en las piernas. Un elástico apretado entorpece la circulación de la sangre y es un factor añadido para la aparición de varices.
    • Camisas, camisetas y tops: Con ropa amplia irás más cómoda, pero si te gusta la ropa ajustada, hay prendas con lycra o en punto de algodón que marcan las formas y son confortables.
    • Abrigo: No es imprescindible. Cualquier prenda que baje más del culete resta movilidad.
    • Zapatos: De tacón ancho y de 3 o 4 centímetros. Si son planos te irás hacia atrás y si son más altos forzarás la espalda

      TRUCOS DE VESTUARIO

      • Los estampados, mejor si son pequeños y sencillos.
      • Rayas verticales, estilizan la figura. Las horizontales, todo lo contrario.
      • Los tejidos lisos son los que mejor sientan. Si quieres parecer más delgada, vístete de un solo color.
      • Los tonos suaves son más discretos, cansan menos si te has de poner el conjunto varias veces y combinan mejor con otras prendas. Salvo el negro, que está de plena actualidad y siempre sienta bien.
      • Si te gustan los escotes y tienes mucho pecho, opta por los escotes cuadrados. Si no has aumentado mucho, usa un escote triangular.
      • Los lazos, los cortes bajo el pecho y los frunces han pasado a la historia del vestuario.
        Publicidad - Sigue leyendo debajo
        Más de Buenas ideas