Un día con Clarisse

Tamara, o Clarisse, su "nick name" como youtuber, se sincera con nosotros y nos habla de su experiencia como madre... ¡y en Bebé a bordo! No te lo pierdas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Toda una experiencia

Tamara, una de nuestras youtubers, compartió una agradable jornada con nosotros cuando estaba ya a punto de dar a luz. Sincera, espontánea, nos habla de su experiencia con la maternidad y con Bebé a Bordo.

¿Qué te animó a participar en esta iniciativa de Bebé a Bordo con Bezoya?
Yo seguía Bebé a Bordo desde su primera temporada y era muy fan. Creo que ayuda a descubrir cosas nuevas en el mundo de la maternidad y a resolver muchas dudas a las madres primerizas. Cuando me propusieron formar parte de Bebé a Bordo, no lo dudé.

¿Qué crees que te aporta contar tu experiencia?
Enriquecimiento personal. Muchas veces, cuando edito los vídeos y veo las acciones cotidianas y naturales de nuestro día a día, me analizo a mí misma y veo que hay cosas que podría mejorar. Otras, también me digo: “¡Qué bien lo haces, Tamara!”. Y me doy ánimo. En ocasiones, los padres necesitamos saber que hacemos bien las cosas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Piensas que estás ayudando a otras mujeres?
No intentamos ser un ejemplo para nadie, pero sí creo que hay muchas personas que se identifican con nosotros, que somos una pareja joven, responsable, con estabilidad personal y económica y que quiere formar su familia. Creo que, actualmente, los jóvenes nos sentimos un poco juzgados por querer ser padres, ya que suele verse más como un acto de irresponsabilidad que como un acto de madurez.

¿Crees que este tipo de iniciativas ayudan a hacer visibles cuestiones como la lactancia en público, la conciliación...?
Creo que es muy importante dar visibilidad y naturalidad a estos temas. Había personas que me miraban mal por el simple hecho de alimentar a mi bebé en un supermercado o, incluso, en el banco de un parque... Algo que debería ser tan natural como tomar un café por la calle camino al trabajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Qué es lo mejor de la maternidad?
Ser madre es la mejor experiencia de mi vida. Creo que me ha completado como persona, que era lo que necesitaba para ser plenamente feliz, y me ha dado una nueva visión de la vida, de mi marido y de mí misma. Disfruto de las pequeñas cosas que me da la vida, como cuando veo dormir a mi hija, jugamos con ella, la veo sonreír... Lo mejor de la maternidad es ver que tu hija es feliz.

¿Alguna vez has sentido vértigo ante el hecho de ser madre?
Creo que toda madre primeriza ha pasado por la fase de tener miedo a lo desconocido, a cómo cambiará su vida después del bebé o si sabrá hacerlo bien. Ahora, con la llegada de mi segundo bebé, Mía, temo si Martina lo pasará mal con su hermana pequeña, si tendrá celos o si sabremos hacerlo bien para que las dos tengan su espacio sin que sufra nadie.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Echas de menos algo de tu vida anterior?
No cambiaría mi vida de ahora por la que tenía antes de ser mamá, pero es verdad que se echa de menos pasar más momentos en pareja, como cuando hacíamos una escapada, íbamos al cine o, simplemente, nos íbamos de cena con amigos.

¿Qué consejos das a una mujer que esté pensando ser madre?
Que tenga estabilidad emocional y económica. Y si está decidida a ser madre, que no haga caso a los típicos comentarios que nos hacen. Lo mejor es seguir nuestro instinto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Algún cuidado especial: dieta, ejercicio...?
Ahora mismo los cuidados que llevo son los típicos del embarazo: dieta equilibrada, nada de carne cruda ni embutidos, lavar bien la fruta y verdura... Uso crema antiestrías y todas las tardes salimos a andar a buen ritmo mi marido y yo.

Y ahora, un consejo para ellos, para los padres
Creo que es muy importante el diálogo durante el embarazo, que la madre exprese sus necesidades para que el padre pueda ayudarla. También es muy importante que el futuro papá tenga una buena actitud y paciencia, ya que los cambios físicos y hormonales de las mamás nos ponen irascibles y sensibles.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Embarazo