Defiende tus derechos

La Ley te protege, antes y después del parto. Saber qué hacer si no la respetan es básico para poder ejercer tus derechos laborales.

En la vida laboral de las mujeres embarazadas o que ya son madres, a veces se dan circunstancias que implican el ejercicio de una serie de derechos, no siempre respetados por el empleador. Para que sepas cómo actuar en cada caso, ten en cuenta estas pautas.

ME HAN DESPEDIDO ESTANDO EMBARAZADA

Salvo que exista una causa muy grave que lo justifique (robo, agresión...), que el empleador deberá demostrar, el despido de una embarazada o de una madre en baja maternal es siempre discriminatorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aunque aleguen retrasos, o ausencias, o incluso un ajuste de plantilla, se considerará nulo, estando obligados a readmitirte y a pagarte los salarios devengados hasta que esto ocurra (también puedes optar por cobrar la indemnización por despido improcedente, 45 días por año trabajado).

  • Cuando te notifiquen el despido, plantea una demanda de conciliación ante el Servicio de Mediación,Arbitraje y Conciliación de tu Comunidad autónoma. Si no hay acuerdo en el acto de conciliación, deberás interponer una demanda por despido nulo a través de un abogado.

    MI PUESTO DE TRABAJO ES PELIGROSO EN EL EMBARAZO

    Porque estás expuesta a tóxicos (sustancias químicas, virus...), a radiaciones, a ruidos superiores a 80 decibelios... O a un calor excesivo lavanderías, cocinas), vibraciones (maquinaria), esfuerzos peligrosos, caídas... Puedes pedir que te cambien a otro puesto que no ponga en peligro tu salud o la del bebé.

    • Notifica tu embarazo al empleador presentando un justificante médico. Pide que te firme una copia para que puedas probar, en caso de conflicto, que se lo notificaste. El parte del médico debe aludir a la peligrosidad del trabajo que realizas.
    • Si el puesto que te dan sigue siendo perjudicial, debes repetir el procedimiento: ir al médico a por el parte y notificárselo al empleador. En este caso, o si te dicen que no tienen otro puesto, puedes pedir la suspensión temporal del contrato (el tocoginecólogo te dará la baja médica y cobrarás el 75% del sueldo hasta que nazca el bebé).

      NO ME DEJAN IR A CLASES DE PREPARACIÓN AL PARTO

      Debes justificar al empresario la necesidad de ir durante la jornada laboral, porque no hay otro horario, aportando un parte del médico. Tienes derecho a seguir cobrando tu sueldo íntegro, sin descuentos por las horas perdidas para ir a las clases o para hacerte pruebas médicas.

      • Si el empleador te niega este derecho, no queda más remedio que acudir a la vía judicial.
        Publicidad - Sigue leyendo debajo