6 cambios extraños en tu cuerpo que pueden suceder en el embarazo (y que son totalmente normales)

No te asustes, los cambios que se están produciendo en tu cuerpo son completamente normales y desaparecerán después de dar a luz.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sensibilidad a la luz

¿Te molesta la luz? El embarazo puede provocar que sus ojos sean más sensibles al brillo, especialmente del sol, así que no te olvides de llevar tus gafas de sol adondequiera que vayas, incluso en interiores si lo necesitaras, para evitar tal incomodidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aparición de acrocordones o fibromas blandos (verrugas) durante el embarazo

Son pequeños colgajos de piel blandos, comúnmente llamados verrugas, que suelen aparecer en zonas donde hay pliegues cutáneos, como el cuello, los párpados, las axilas, debajo de los pechos o en las ingles. Por lo general, son inofensivos, no duelen ni pican, y desaparecen tras el parto. Y si no fuera así, siempre podemos acudir al especialista y que nos dé él las soluciones

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Se rompe el pelo con más facilidad

Durante el embarazo, es normal que se nos seque el pelo, se abran más las puntas y se nos rompa el pelo, es una consecuencia de los cambios hormonales que experimenta tu cuerpo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pérdida de olfato

La anosmia, pérdida total del olfato, puede ser una consecuencia temporal del embarazo. Pero esto no tiene por qué ser negativo, pues se asocia con una menor probabilidad de sufrir náuseas durante este periodo. Habitualmente, después de dar a luz, se suele recuperar el olfato y, de no ser así, lo recomendable es que acudas al médico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vulva de color azulado

No te asustes, es completamente normal y se conoce como signo de Chadwick o signo Jacquemier. Debido al aumento del flujo sanguíneo y de las hormonas, nuestra zona íntima puede cobrar un tono azulado durante el embarazo, pero no te preocupes, tras el parto volverá a la normalidad. De hecho, anteriormente los médicos se fijaban en este tinte azul para saber si las mujeres estaban embarazadas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pechos más sensibles y aparición de estrías

A medida que el embarazo progresa, los pechos van creciendo y su piel se estira cada vez más, generando picazón y la aparición de estrías. Durante este periodo, hay un aumento de sangre en los pechos, lo que provoca que nos veamos una mayor cantidad de venas azuladas. Además, los pezones y las aureolas se tornan más oscuras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo