Los beneficios de la aromaterapia en el embarazo

Es una de las terapias naturales más antiguas que existen y si se utiliza de forma adecuada, puede aliviar molestias típicas de la gestación. Así funciona.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aromaterapia, así te ayuda en el embarazo

La aromaterapia es el uso terapéutico de aceites esenciales para tratar ciertos síntomas o patologías.

Estos aceites, que en realidad tienen una apariencia y textura más bien acuosa, provienen de diferentes partes de las plantas y árboles (raíces, hojas, flores...) y tienen unas propiedades muy potentes, de ahí que sea imprescindible conocer la forma adecuada de uso, así como las dosificaciones.

¿POR QUÉ LOS ACEITES ESENCIALES TE AYUDAN?

Básicamente, porque los principios activos que contienen los aceites esenciales, al entrar en el torrente sanguíneo a través de la piel o al olerlos, comienzan a trabajar muy rápidamente, de manera que casi siempre se produce un alivio inmediato de los síntomas para los que se utilizan.

Ahora bien, ¿es su uso seguro durante el embarazo?

Existen ciertos aceites, como la ‘Salvia lavandulaefolia’ y el ‘Juniperus sabina’, que están contraindicados durante la gestación, pero “muchos de los aceites esenciales, al utilizarse de manera tópica y en diluciones muy pequeñas, no presentan riesgo de toxicidad”, explica Enrique Sanz Bascuñana, director del Instituto de Aromaterapia Integrada E.S.B. de Barcelona, donde se imparten distintos cursos de aromaterapia para embarazadas, mamás y bebés.

Aún así, si no estás completamente segura, lo mejor es que consultes a tu tocólogo antes de utilizarlos y que esperes a haber pasado el primer trimestre de embarazo.

“Lo más importante para la embarazada es no utilizar un aceite que le provoque alergia.

También hay que evitar aplicar aceites fotosensibilizantes (obtenidos de cáscaras de cítricos principalmente) en zonas del cuerpo expuestas al sol, ya que pueden aparecer manchas en la piel, y usar los aceites esenciales dermocáusticos (canela, tomillos, oréganos y ajedrea) siempre muy diluidos”, añade Enrique Sanz.

Y por supuesto, nunca debes utilizar un aceite esencial cuya fragancia te desagrade, especialmente ahora que tienes el olfato tan sensible, ya que podría provocarte náuseas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Así actúan los aceites esenciales

Los componentes bioquímicos de los aceites esenciales se vuelven activos al entrar en el torrente sanguíneo, ya sea través de la piel o de los pulmones.

Por ejemplo, si te das un masaje o tomas un baño con un aceite esencial, sus moléculas penetrarán por los poros de la piel hasta la sangre y el sistema linfático se encargará de llevarlos a donde se encuentre el foco de la molestia.

si lo inhalas, entrará en la circulación a través de los pequeños capilares y alveolos pulmonares.

Cuando vayas a preparar estos productos para utilizarlos en masajes, que es el uso más extendido, tienes que diluir el aceite esencial en un aceite base.

No hay un aceite base mejor que otro; depende de las preferencias de la embarazada, ya que las texturas varían mucho (los hay más o menos untuosos, más grasos o secos...), y sobre todo de si la futura mamá tiene alergias, por ejemplo a los frutos secos, en cuyo caso es mejor usar aceites de semillas y no de almendras, uno de los más habituales”, explica Enrique Sanz.

En todo caso, fíjate en que el aceite base sea siempre puro y no refinado y no dediques a este uso el aceite mineral para bebés, ya que la película que crea no dejará pasar los esenciales a través de la piel.

En cuanto a la dilución, y para asegurarte de que la mezcla no sea demasiado fuerte, lo ideal es hacerla a un 2% aproximadamente, es decir, entre cuatro y cinco gotas de aceite esencial por cada 10 ml de aceite base.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lo que debes saber sobre los aceites esenciales

Antes de utilizar esta terapia durante el embarazo es importante que compruebes que los aceites esenciales que vas a usar son efectivos y seguros. 

¿QUÉ ACEITES ESENCIALES USO?

Lo más adecuado es utilizar aceites esenciales, que tienen la misma fragancia y consistencia que los artificiales y además poseen efectos terapéuticos.

¿DÓNDE LOS COMPRO?

Cómpralos en un comercio que te ofrezca garantías, mejor farmacias y parafarmacias, y a ser posible que tengan el sello de origen biológico y el nombre en latín de la planta.

¿HAY MUCHAS VARIEDADES?

Muchos aceites esenciales tienen diferentes variedades o quimiotipos, por lo que es muy importante que sepas exactamente cuál utilizar.

CÓMO CONSERVAR LO ACEITES ESENCIALES

Cuando hagas el preparado con el aceite base y el aceite esencial, guárdalo siempre en un lugar oscuro para que no se estropee, incluso en la nevera (eso sí, sácalo un par de horas antes de utilizarlo) y asegúrate de que después de usarlo cierras bien el frasco para evitar su oxidación.

¿HAGO PRUEBA DE ALERGIA?

Sí, si eres alérgica o tienes antecedentes familiares de alergia, antes de darte un masaje o un baño aromaterápico debes probar que la mezcla no te produce ninguna reacción en la piel.

Échate una gota en la zona interior de la muñeca; si en 24 horas no te ha dado reacción, puedes usarlo sin problemas.

¿Y SI UN ACEITE ESENCIAL ME DA REACCIÓN?

En caso de que se produjera una reacción alérgica al aceite esencial, no te laves la zona con agua y jabón; es mejor que utilices un algodón impregnado en el aceite base para limpiar el área afectada con movimientos de arrastre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Las molestias del embarazo que los aceites esenciales alivian

Los aceites esenciales pueden ser un gran aliado y mucho más cuando estás embarazada. Son muy útiles para combatir el cansancio o las molestias de estómago, entre otros, y te ayudarán a estar relajada en el momento de la dilatación.

ANTE LAS MOLESTIAS DE ESTÓMAGO EN EL EMBARAZO

Para las náuseas matutinas puedes utilizar menta piperita en un difusor o un pañuelo (no en masaje). Si tienes acidez de estómago, un masaje suave en la zona del plexo solar con jengibre te aliviará; también sirve para combatir el estreñimiento si te masajeas la parte baja de la tripa y de la espalda.

CONTRA HEMORROIDES

Prueba a poner cinco gotas de aceite esencial de ciprés puras en el bidé y haz baños de asiento durante unos minutos.

SI SUFRES VARICES O HINCHAZÓN DE PIES EN EL EMBARAZO

Un suave masaje con un preparado de ciprés reactivará la circulación y te ayudará a reducir los enemas y los calambres que suelen aparecer a partir del segundo trimestre de la gestación.

SI ESTÁS CANSADA

Túmbate de lado con una almohada entre las piernas y pide a tu pareja que te dé un suave masaje en la zona suprarrenal con un preparado de cardamomo.

PREVENIR LAS ESTRÍAS

Prueba a añadir al aceite de rosa mosqueta con el que te nutres la piel, un par de gotas de siempreviva al 1%. Para las irritaciones cutáneas se recomienda utilizar la rosa damascena.

PARA UN BUEN PARTO

Puedes hacer inhalaciones, darte masajes, tomar un baño o aplicarte compresas con absoluto de jazmín o de azahar. Te ayudarán a estar mucho más relajada durante el tiempo que dure la dilatación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Diferentes formas de utilizar la aromaterapia en el embarazo

La forma más extendida de usar la aromaterapia es en masajes, pero no es la única. Todas las aplicaciones son eficaces y la elección depende de cuál te apetezca más. Eso sí, no debes olvidar estos consejos:

En masajes. Échate unas gotas del preparado que hayas elegido en las manos y frótatelas antes de iniciar el masaje. Pocos minutos después de empezar las friegas se activará la circulación superficial, favoreciendo la absorción de los principios activos.

Asegúrate de que la habitación está iluminada con una luz tenue y tiene una temperatura agradable (si sudas, la piel se vuelve impermeable). El masaje aromaterápico, además de relajarte, te ayudará a secretar endorfinas (que te hacen sentir bien) y encefalinas (que combaten el dolor).

En la bañera. Sumergirte en un baño templado (en el embarazo no se recomiendan baños muy calientes por el riesgo de bajada de tensión y por estar contraindicados cuando existen problemas circulatorios) te ayudará a relajarte y a aliviar el cansancio acumulado en el día.

Para aprovechar los efectos de la aromaterapia debes echar en el agua un preparado con las gotas de aceite esencial que hayas elegido y un poco de leche en polvo entera, miel o sal, pero no aceite base, porque no sería soluble.

Enseguida notarás los resultados gracias a un fenómeno conocido como ósmosis: el calor del agua acelera la absorción de los aceites, de ahí que sea mejor que empieces con cantidades pequeñas (entre 5 y 10 gotas para una bañera llena).

En el ambiente. Los difusores son una opción ideal si notas que el olor de los aceites te resulta demasiado fuerte cuando te los aplicas directamente en el cuerpo.

En compresas. Echa un par de gotas de aceite esencial, esta vez no mezclado con aceite base, en un recipiente con agua: fría para molestias que han aparecido de golpe (por ejemplo, un dolor de cabeza o un calambre) y caliente para las más crónicas (cansancio o dolor de espalda).

Sumerge un paño de algodón en el recipiente y una vez bien mojado, escúrrelo, aplícatelo en la zona afectada y mantenlo entre 5 y 15 minutos

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo