¿Es posible predecir un aborto?

Una molécula en sangre podría revelar qué mujeres tienen más probabilidad de tener un aborto natural y... prevernirlo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Varias causas asociadas

No es un tema agradable, pero es algo que, aunque normalmente no se va contando por ahí, le ocurre a un gran número de mujeres.
Perder el bebé en las primeras 20 semanas de embarazo es algo que le sucede, según datos de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, a un 10%-20% de las embarazadas (aunque entre el 50% y el 75% de las veces se produce dentro de las 12 primeras semanas).
La pregunta del millón es: ¿por qué?, ¿qué lo causa? Anomalías en los cromosomas, factores endocrinos, infecciones del sistema inmunológico, anomalías del útero, etc...
Pueden ser muchas las causas, pero tras un aborto espontáneo, a no ser que sean de repetición, los médicos no suelen atribuir la pérdida a ninguna causa en concreto.
Lo que crea cierto desconcierto entre las mujeres que lo sufren. Actualmente, la comunidad científica está investigando sobre ello.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Investigación a la búsqueda

Son muchos los equipos de expertos internacionales que están investigando para encontrar esa causa concreta que ayude a predecir los abortos espontáneos.
Precisamente, en lo que ya se ha considerado como un paso más en esta búsqueda, científicos de la Universidad de San Francisco han encontrado que una particular molécula en la sangre puede revelar qué mujeres tienen una mayor probabilidad de tener un aborto espontáneo, algo que a su vez podría ayudar a los médicos a establecer formas de prevenir que esta pérdida natural tenga lugar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La molécula microARN puede ser la clave

No es la primera vez que los científicos descubren un potencial importante de que una mujer embarazada tenga un mayor riesgo de aborto espontáneo.
El pasado verano, los científicos del Centro de Medicina Reproductiva de Glasgow estudiaron los niveles de hormonas en casi 2.000 pacientes embarazadas que habían sido sometidas a una fecundación in vitro, FIV, y encontraron niveles bajos de la hormona BHCG, Gonadotropina Coriónica Humana Beta, relacionada con un mayor riesgo de aborto.
Pero este equipo de investigadores de San Francisco ha ido más allá en la predicción. En su estudio (que puedes leer aquí), analizaron la sangre de 160 madres embarazadas buscando una molécula conocida como microARN. El análisis de esta molécula les permitió predecir con un 90% de precisión las mujeres que tendrían un aborto espontáneo y una futura preeclampsia, una complicación seria del embarazo que causa una tensión alta en las gestantes y que afecta a un 5% de las mujeres que están esperando un hijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Preparación emocional

Además, también determinaron con un 89% de precisión las que tendrían un parto prematuro antes de las 34 semanas. Sin duda alguna, es un gran paso para descubrir una duda que intriga a los profesionales y preocupa a las embarazas.
Aún así, expertos como el profesor de embriología clínica de la Universidad de Manchester, Daniel Brison, anuncia que “aún se necesitan estudios de seguimientos más amplios para asegurarnos al 100%”. Algo que definitivamente ayudará a preparar mejor a las mujeres ante lo que le ocurrirá, tanto psicológica como emocionalmente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo