Personas e ideas a evitar en el embarazo

La cigüeña ha llamado a tu puerta y estás llena de ilusión. Que nada ni nadie te hagan sentir mal. Te decimos cómo lograrlo con la asesoría de los psicólogos especialistas de TherapyChat.

image
D.R.
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gente tóxica a nuestro alrededor

Estás embarazada y, superado el estrés propio de la sorpresa y las primeras visitas al médico –que han ido genial–, te sientes feliz con la idea de ser madre y nada ni nadie puede enturbiar tan felices momentos... ¿O sí? Veamos.

En ocasiones, sin saberlo estamos rodeados de personas tóxicas. Se encuentran en todas partes, puede incluso que haya alguna dentro de nuestra familia, entre nuestras amistades o en nuestros grupos de trabajo. Y, aunque no son seres malvados de los que haya que huir, sí que son personas a las que hay que saber interpretar para que su actitud y sus ideas negativas no nos afecten, y menos aún en un momento tan importante como la maternidad.

Veamos algunos ejemplos de este tipo de personas e ideas negativas que "florecen" cuando hay un embarazo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La supersticiosa

Se trata de una persona –puede ser tu madre, una compañera o una vecina, da igual– que ha visto demasiados embarazos convertidos en casos extrañísimos. Tiene creencias poco científicas: que la sal hace que el bebé nazca hipertenso, que salir a andar es un sobreesfuerzo para el corazón de la criatura, que ha escuchado noticias sobre bebés que están naciendo muy bajos de peso por culpa de unas vacas mutantes...


¡Haz oídos sordos!

Aunque tengas claro que la mayoría de las cosas sobre las que te advierte son imposibles, si la escuchas, tarde o temprano, habrá algo que te haga dudar. Para evitarte preocupaciones y agobios innecesarios, presta atención solo a fuentes fiables y, sobre todo, confía en el especialista que está llevando tu embarazo. Si en algún momento sientes angustia, llámale y pregúntale lo que quieras saber. Y si, a pesar de sus explicaciones, la duda te carcome, busca una segunda opinión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La madre más entendida del mundo

Puede ser tu suegra o la cajera del supermercado. Cuando se trata de titularse como la "madre que más sabe sobre bebés que nadie haya visto jamás", la cercanía contigo da más o menos lo mismo, el caso es que siempre te hablará de sus múltiples embarazos para desacreditar el tuyo: "Yo tuve ocho hijos sin epidural y están todos sanímos".

Hay una variación: la mujer que solo ha tenido un hijo, pero ha sido algo épico. La reconocerás porque su relato parte de algo perfectamente creíble y aumenta a niveles insospechados: "¿Te han dicho que tu embarazo es de alto riesgo? El mío lo era más"...

¡Tú no eres ella!

Este tipo de madre generalmente no esconde una mala intención en su relato. Es posible que todo se reduzca a que, simplemente, está tremendamente orgullosa de ser mamá y le concede una relevancia casi mitológica a su bebé. No te agobies por su insistencia y sé generosa con ella: tú no eres ella, para lo bueno y para lo malo, así que, por un lado, no tienes de qué preocuparte y, por otro lado, no tienes por qué cortarle las alas. Al fin y al cabo, ser madre es grandioso en cualquier caso y cada mujer puede vivir su historia con toda la intensidad que quiera, ¿no crees?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La amiga 'antimaternidad'

Generalmente, se trata de esa amiga tuya que tiene un novio guapísimo y un vestidor envidiable y, además, no para de viajar. Para ella, lo peor que puede pasarte es quedarte embarazada. Con su mejor intención, se encargará de recordarte que estás ganando peso, que eres prisionera de tu propia vida y, acto seguido, buscará una guardería muy chic.

Compartís planeta, pero no alma

Tu amiga te quiere. Y tú también a ella, por supuesto. Que vuestra visión del mundo sea diferente no os convierte en enemigas y, justamente, en las diferencias es donde se ponen de manifiesto el respeto y el cariño. Invítala a merendar en ese sitio tan cool que le fascina y cuéntale lo feliz que estás con tu embarazo y con tu vida; explícale también que comprendes su preocupación por el cambio de rutina que estás a punto de experimentar, pero que intentarás por todos los medios hacer un hueco para quedar con ella de vez en cuando. Insístele en que no perderá tu amistad y que, al contrario, la necesitarás más que nunca para que te recuerde que, además de tu rol de madre, tienes otros aspectos de tu vida que te gustaría mantener, como tus amistades.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Y recuerda...

Durante el embarazo, la mujer experimenta muchos cambios a nivel físico, hormonal, emocional y psicológico. Son cambios necesarios, pues el cuerpo y la mente han de prepararse para la llegada del bebé. Y, aunque el embarazo es, normalmente, un período de felicidad y de ilusiones positivas, también surgen preocupaciones e inquietudes, por otro lado, perfectamente naturales.

Dadas las circunstancias, conviene no dejarse influir por las situaciones anteriormente descritas y centrarse en vivir esta época con el mayor bienestar posible.

No obstante, si crees que tu autoestima no te ofrece la seguridad suficiente, puedes recurrir a la ayuda de la terpia online. En TherapyChat, un Servicio de Psicología Online de la máxima calidad, pueden ayudarte. Cada mes, tendrás 4 sesiones de una hora de duración, en formato chat o videollamada. Además, tienes el Canal de Chat permanente abierto para intercambiar mensajes con tu psicólogo. El coste es de 96 € al mes y tiene una garantía de devolución durante la primera semana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo