Embarazada en otoño: cuídate así

La clave para que esta estación sea perfecta está en aprovechar sus ventajas y evitar sus inconvenientes con hábitos adecuados.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aprovecha lo positivo de esta estación

Con el otoño han vuelto los días grises, la lluvia y la rutina... Y, sin embargo, puede ser una época genial para ti ahora que estás embarazada. Solo es cuestión de que aproveches todo lo que tiene de positivo –es tiempo para disfrutar de la calma del hogar, de la familia, de los hobbies que te relajan...– de que evites caer en el desánimo y de que adoptes buenos hábitos para protegerte del frío.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Camina a diario

La vitamina D es necesaria para la absorción del calcio y ahora tu cuerpo necesita el doble que antes de la gestación. Esta vitamina se sintetiza gracias a la acción del sol sobre la piel. Así que, además de tomar alimentos ricos en ella (pescado azul, yema de huevo y lácteos), intenta dar a diario largos paseos por zonas alejadas del tráfico. Pide a tu pareja que te acompañe, será un buen momento para charlar relajadamente y compartir dudas, temores y buenas sensaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sigue protegiéndote del sol

No dejes de utilizar crema protectora de alto índice aunque sea otoño y los días amanezcan nublados. El sol sigue estando ahí y debes protegerte de sus rayos nocivos, sobre todo si quieres evitar manchas en la piel, más comunes durante el embarazo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vacúnate ante la gripe...

Entramos en temporada de gripe y como embarazada perteneces al grupo de riesgo, no porque seas más susceptible de contraerla, sino porque, debido a los cambios en tu sistema inmunológico, corazón y pulmones, lo eres a la hora de sufrir sus complicaciones.
De octubre a marzo debes estar alerta y vacunarte. Es la medida preventiva más efectiva ya que, además de reducir el riesgo de complicaciones, inmuniza de forma pasiva a tu bebé hasta que cumpla 6 meses de vida. Se trata de una vacuna con virus inactivos, por lo que no tiene ningún riesgo para ti ni para tu hijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
... Y si la sufres actúa así

Si comienzas a sentir sus síntomas no te agobies, pero ve al médico. Lo más frecuente es que no afecte al feto, aunque sí es cierto que si la sufres en la última etapa del embarazo existe un riesgo (bajo en todo caso) de que provoque un parto prematuro o de que el bebé tenga menor peso al nacer. Para aliviar sus síntomas lo mejor es beber mucha agua, zumos naturales, caldos o infusiones, descansar y hacer reposo. Habla con tu ginecólogo y pregúntale si puedes tomar paracetamol para aliviar las molestias habituales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pide cita con el odontólogo

Esta estación es la ideal para ponerte al día en revisiones de salud. Y tú, además de acudir a todas las que tengas pautadas con el ginecólogo y la matrona, debes añadir una más: la visita al dentista. La razón es que ahora tienes mayor predisposición a sufrir gingivitis (7 de cada 10 embarazadas la padecen), una inflamación y enrojecimiento de las encías que provoca que sangren con facilidad. Un control exhaustivo y una buena higiene dental (lavado tras cada comida y uso de hilo dental) son esenciales para prevenirla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Haz ejercicio

Te sentirás más fuerte, tonificada y ágil, tendrás menos estrés y ansiedad, te ayudará a no acumular grasa durante estos meses y te enseñará a controlar tu respiración en el parto. Lo único que tienes que hacer es eliminar los deportes de riesgo y adecuar el ejercicio físico a tu estado y mes de embarazo. Los mejores deportes para ti son los que se hacen en el agua, como la natación o hidrogimnasia, además del yoga, pilates o caminar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Apúntate al bellypainting

El embarazo supone cuidados, pero también disfrute. ¿Una idea divertida? Presumir de tripa apuntándote al bellypainting. Consiste en elegir un dibujo bonito para plasmarlo en tu tripa y hacer que pase a la posteridad en una foto profesional. Todo, por supuesto, con materiales y pinturas sin tóxicos. Infórmate en www.bellypainting.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aprovecha para informarte sobre el parto

Ahora que pasáis más tiempo en casa es bueno que tú y tu pareja aprovechéis para leer y buscar información sobre el parto. A ti te ayudará a afrontarlo con más calma y a él, a saber cómo apoyarte cuando llegue el momento. Y podéis hacer alguno de los talleres y cursos que encontraréis en webs como www.mammaproof.org o www.entremamas.org.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Si vas a necesitar ayuda en casa...

¿Tienes claro que necesitarás ayuda postparto en casa? Ahora es buen momento para la selección del personal. Mira webs como http://www.salusbebes.es o https://yoopies.es/

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo