Embarazada: 7 ejercicios básicos

Practica esta sencilla tabla de ejercicios específica para la gestación. No te llevará más de 15 minutos y al realizarla relajarás cuello y espalda, tonificarás las piernas y fortalecerás la zona pélvica.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pies hinchados

Sentada en una silla, manteniendo la espalda derecha, estira una pierna y dibuja círculos amplios en el aire, girando los tobillos y los pies, pero sin mover la pierna. Haz 5 círculos de izquierda a derecha y 5 de derecha a izquierda con cada pierna, 5 veces.

Hombros relajados

En la misma posición del ejercicio anterior, extiende los brazos en horizontal, a la altura de los hombros, y haz círculos con ellos, primero 5 veces hacia adelante y después 5 hacia atrás. Sabrás que estás haciéndolo bien si sientes el movimiento de los omóplatos.

Abdominales duros

Tener los abdominales duros te hará más fácil el parto y la recuperación de tu figura después del mismo. Para fortalecerlos, mientras aún no tengas mucha tripa, puedes realizar este ejercicio: túmbate boca arriba sobre una esterilla, eleva un poco las piernas y pedalea con ellas hacia atrás, despacio, durante 1 minuto, mientras respiras lenta y profundamente. Si te cansas, deja de hacerlo.

Cuello relajado

Siéntate en una silla, manteniendo una postura erguida, y relaja los músculos del cuello. Inclina la cabeza a un lado y a otro, tensando, y descansa en el centro. Repite entre 5 y 10 veces. Si te mareas no vuelvas a hacerlo y díselo al ginecólogo: puedes tener un problema de cervicales.

Base pélvica fuerte

Siéntate en una silla y lleva los glúteos hasta el fondo de la misma. Cuando choquen contra el respaldo, eleva el busto, saca la pelvis como si quisieras elevarla y contrae los músculos de la vagina. Repite el ejercicio 5 veces. Además, habitúate a tensar y a distendir los músculos de la vagina en series de 10 veces, a ratitos durante todo el día. Esta práctica no te supondrá ningún esfuerzo y te ayudará a restablecer el tono muscular después de tener a tu bebé.

Espalda derecha

Túmbate boca arriba sobre una esterilla o colchoneta, con las piernas juntas y estiradas y con los brazos pegados al cuerpo. Ve levantándolos despacio, a ras del suelo, hasta juntar las manos por encima de tu cabeza. Intenta estirar los brazos al máximo. Vuelve a la posición inicial y repite 5 veces.

Piernas hinchadas

Tumbada boca arriba sobre una esterilla, con las piernas flexionadas y las plantas de los pies bien apoyadas sobre el suelo. Eleva una rodilla hasta acercarla al pecho de ese lado, mantenla en esta postura durante 15 segundos y después haz lo mismo con la otra rodilla. Debes repetir este ejercicio 5 veces con cada pierna.

Publicidad - Sigue leyendo debajo