Si estás embarazada, elige así tu ropa

Viste como quieras, por supuesto. Pero recuerda que estarás más cómoda si eliges bien los tejidos, los colores y el corte de las prendas que llevas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tejidos frescos

Sí, con el buen tiempo y también en invierno. Durante el embarazo tu organismo genera más calor y transpiras con facilidad. No se puede modificar esta circunstancia, pero sí intentar que sea lo menos molesta posible.

Las prendas que lleves pegadas a la piel, sobre todo en zonas de roce, elígelas de algodón 100% o Bio, de lino, seda o bambú, que favorecen la evacuación del sudor.

En cuanto a la ropa de fibra, no tienes por qué prescindir de ella, pero reduce un poco su uso porque retiene el sudor y favorece el mal olor corporal. Llevar en el bolso toallitas desodorantes puede ayudar a solventarlo.

Colores adecuados

Visualmente, las prendas claras resultan más ligeras y frescas que las oscuras. Si además son de corte amplio y vaporoso te resultarán más confortables que las ajustadas al talle.

Además, en los colores claros son menos evidentes las marcas de sudor.

Con tu estilo

Los diseñadores de ropa para la embarazada siguen los dictados de la moda actual y puedes encontrar prendas muy diferentes que te permitirán mantener tu estilo.

En nuestra sección Buenas compras, de Embarazo, encontrarás ideas para llevar diferentes looks o sacar partido a una prenda determinada y podrás conocer las tendencias de cada temporada. No te conformes con vestir de otra manera que no sea la que te gusta.

Sin agobios

Es prioritario que nada te oprima la tripa ni dificulte la circulación venosa de retorno. En los primeros meses puedes apañarte si te bajas la cremallera, desabrochas un botón o llevas pantalones de talle bajo.

Pero a partir del tercer mes necesitas prendas específicas para la gestación con pieza elástica o cintura extensible que se adapte al crecimiento del abdomen.

Algunos fabricantes previsores han creado pantalones con dos tipos de cinturilla, de quita y pon, lo que permite aprovechar la prenda después del parto.

Tejidos elásticos, una buena opción

Puedes encontrar vaqueros de todo tipo, pantalones de vestir, shorts, leggins, faldas y minifaldas con la configuración de la pieza elástica.

A la hora de elegir entre uno u otro modelo, opta por el que lleve en su composición al menos un 2% de elastano, una fibra que confiere a la ropa una inmejorable elasticidad y confort (muy valorable si trabajas sentada o pasas tiempo fuera de casa).

Las prendas exteriores, cómodas

En éstas puedes ser menos exigente con los tejidos, pero ten en cuenta que es preferible un jersey de suave punto de algodón o de chenilla, que de lana, ya que ésta puede generar picor en pieles sensibles.

El paño de lana, en abrigos y chaquetas, aísla muy bien del frío, pero puede resultar pesado para un organismo que ya soporta un exceso de peso.

Una buena opción contra el frío es la superposición de prendas ligeras que te puedas poner y quitar según la temperatura ambiente. Otra, usar una camiseta térmica (autorregulan la temperatura corporal, son transpirables y evitan la humedad) y, encima de ella, tu camisa o vestido y algo ligero de exterior.

Y en cuanto a la ropa interior...

Puedes elegir la ropa interior que más te guste, pero procura que sea algodón 100%.

- El sujetador. Ha de contener y sujetar, pero no oprimir. Si te deja marcas, es pequeño para ti. Si al levantar los brazos se sube, llevas una talla más grande de la que necesitas. Si los tirantes se caen, lo llevas mal ajustado. Tu sujetador debe llevar tirante ancho, buena sujeción en la espalda y permitir varios volúmenes y contornos. Quizá tengas que usar ahora un par de tallas más que la tuya habitual para que no te roce.
- Las braguitas y la faja. Encontrarás culottes, tangas, bragas con pieza ventral... Salvo el tanga de hilo, no recomendable porque aumenta la posibilidad de infección, el resto puedes usarlos. En cuanto a la faja, no todos los tocólogos la recomiendan porque con ella se fortalece menos la musculatura. En todo caso, recuerda que ha de sujetar el bajo vientre y llevar tela muy ligera en el abdomen.
- Salvaslips. El aumento de la cantidad de flujo puede hacer imprescindible su uso, elígelos transpirables y cámbialos varias veces al día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo