Embarazada de fiesta: vístete y maquíllate así

Tu gestación hace que estés radiante, así que te bastarán unos cuantos trucos para ser la más guapa de la fiesta.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vestida para presumir

Ya sabes que para el día a día se vuelven a llevar los abrigos largos, de corte oversize, los pantalones anchos, los trajes sastre, las camisas clásicas y los zapatos oxford, todo de estilo masculino. Pero no es un look para una celebración. Si quieres ir apropiada, recurre a un vestido monocolor: negro, gris, rojo y cualquiera de los matices del burdeos.

Elige tejidos ligeros, de buena caída, que se adapten a tus nuevos volúmenes sin aumentarlos. De noche irás perfecta con vestido largo o corto. Si la celebración es de día, siempre corto.
Puedes encontrar preciosos diseños de gasa, de seda, de viscosa o velour; con encaje y transparencias; con manga ancha y volantes, sin mangas; con escotes pronunciados, con los hombros al aire o con lo que tú quieras.

No renuncies a presumir de estilo y buen gusto. Mira la sección de vestidos para premamá de asos.es, la marca Alía en elcorteingles.es, la de maternity dress de mamalicious.com.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A tus pies

Aunque lo adecuado es que tus zapatos no tengan un tacón superior a 5 cm, por saltarte esta regla unas horas, un día determinado, no va a pasar nada. Eso sí, recuerda que tacón alto y volumen de siete meses de gestación suponen cansancio asegurado. Los salones de color plomo metalizado quedan bien con cualquier tipo de vestido.

Tampoco te conviene llevar todo el tiempo calzado plano, pero puedes combinar ambas propuestas. Mete en el bolso unas manoletinas o unas botas bajas de tejido flexible y cuando te sientas agotada, cambia los tacones por ellas.

También irás elegante y cómoda si optas por botines de puntera y tacón ancho. Recuerda que los de terciopelo en color negro y burdeos están muy de moda este invierno

Aunque las botas mosqueteras son el must de este invierno, en tu caso, salvo que estés de pocos meses o te ayuden en casa, resultan complicadas de poner y quitar con una tripa prominente. Pero si te atreves con ellas, adelante (quedan genial con vestidos muy cortos). Para mamás muy embarazadas otra opción pueden ser los botines tipo calcetín. Los encuentras en todas las zapaterías y en amazon.es

No te pierdas esta galería de vestidos y zapatos de fiesta. Seguro que encuentras alguna idea para ir preciosa a tu celebración.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El peinado perfecto

Se llevan las trenzas: en corona, en coleta baja, en lateral, tradicionales, de espiga o de raíz... pero siempre desestructuradas, con un ligero efecto despeinado (genial si no eres muy diestra en el arte de la peluquería).

Otra opción que sienta muy bien son los recogidos con mucho volumen en la nuca. Necesitas un champú que aporte volumen, un spray que levante las raíces y, cuando ya tengas tu recogido, un spray de fijación. También ayuda a voluminizar aplicar champú seco en las raíces, masajear bien para que no queden restos y realizar el recogido. No pasa nada si te quedan mechones sueltos, eso sí, has de rizarlos.

Si no te atreves con tanto o no tienes tiempo, el pelo suelto es una buena opción, siempre que lo lleves brillante (existen productos tipo serum de brillo) y ondulado: dale forma con el secador y el cepillo o ponte algunos rulos en las puntas.

Existen productos que consiguen rizos y ondas más definidos sin efecto frizz  (línea Curl de Living Proof) y rizadores automáticos, tipo profesional, para realizarlos en casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ideas para maquillarte

Durante la gestación muchas mujeres perciben una notable mejoría en su piel: más luminosa e hidratada, con menos impurezas... Pero no te descuides, porque el embarazo y la luz solar pueden hacer que aparezcan manchas en el rostro.

Es prioritario hidratar la piel y protegerla todos los días frente a los UV. Una buena opción son las bases de maquillaje ligeras, que dejan respirar la piel y que incluyen SPF 15 o 30.

Se lleva el efecto nude, minimalista; es decir, el tono muy natural. Si ya te han salido manchas, elige una base en crema, más cubriente que el fluido, y aplícala con toques, sin arrastrar.

Para una celebración diurna completa esa base con un lápiz de ojos gris acero (de alta tolerancia y que respete el pH de tus lágrimas) y una barra de labios (en tonos desde el rojo hasta el cereza o el borgoña), hidratante y satinada.

Para la noche, resta protagonismo a los labios con un tono rosa palo, un beige nude o un tratamiento que potencie tu color natural. Y saca partido a tus ojos con sombras intensas (marrón-negro, púrpura ahumado o cobre-carbón, perfectamente difuminadas), perfila los ojos con lápiz negro, haz un barrido con el dedo para alargar y conseguir una mirada felina y completa con máscara de pestañas (encontrarás específicas para ojos sensibles en farmacias). Si tienes ojeras, cúbrelas con corrector y aplica el lápiz y la máscara solo en el párpado superior.

Sea cual sea la hora de vuelta a casa, debes desmaquillarte. Si no tienes con qué, usa para rostro y cuello un algodón empapado en leche y para los ojos, suero fisiológico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo