Embarazo y postparto: ¿y qué hay del sexo?

Seguro que este tema os plantea un montón de dudas. Aquí tenéis las respuestas a las más frecuentes.

image
D.R.
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Se puede hacer el amor sin riesgo en el embarazo?

Salvo que exista una contraindicación médica, se pueden mantener relaciones sexuales desde el primer día de la concepción hasta la fecha de parto.

Sin embargo, el sexo está contraindicado en casos de antecedentes de abortos espontáneos, presencia de dolores vaginales o abdominales, placenta baja o previa, amenaza de aborto, hemorragias...

En todo caso, estas situaciones son excepcionales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿La penetración puede dañar al feto?

No, la penetración no puede dañar al feto, puesto que se encuentra perfectamente protegido por el líquido amniótico, que hace de almohadilla, así como por las membranas que le rodean y por el tapón mucoso, que cierra la entrada del cuello del útero como si se trata de una botella, impidiendo que algo lo traspase.

Así que puedes vivir con tranquilidad las relaciones sexuales. Es más, está demostrado que cuando la embarazada siente placer, transmite al feto una sensación de bienestar mediante la comunicación hormonal que existe entre ellos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Así fluctúa el deseo sexual en el embarazo

En el primer trimestre la mayoría de las embarazadas no notan cambios en su deseo sexual.

Sin embargo, durante el segundo trimestre suele aumentar el deseo debido a dos motivos: al bienestar físico, ya que las molestias del primer trimestre han cesado, y a la tranquilidad psíquica, puesto que en los primeros meses, el miedo a dañar al feto merma el deseo sexual.

En los últimos tres meses es habitual que el interés por el sexo vuelva a decaer, debido al cansancio y a que los pensamientos se centran en la inminente llegada del bebé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Por qué algunos futuros padres pierden el interés sexual?

Puede deberse a la transformación física de la mujer, al temor ante las nuevas responsabilidades, al miedo a dañar al feto...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿El orgasmo puede iniciar las contracciones de parto?

Puede inducir contracciones en el útero, pero por sí solo no es suficiente para desencadenar el parto, a menos que todo se encuentre ya dispuesto y sea el momento justo.

Por otro lado, no está demostrado que el orgasmo acelere las pulsaciones del feto y en cualquier caso, no habría que preocuparse por ello.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Por qué se vuelve más sensible el pecho?

Puede que durante las relaciones, la mujer note molestias cuando su pareja le toca el pecho.

Se debe a que ya desde el inicio de la gestación los pechos se preparan para la lactancia y los conductos galactóforos aumentan de tamaño. Ello, unido al gran cambio hormonal, hace que los senos estén tensos, hinchados e incluso doloridos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Es peligrosa la masturbación en el embarazo?

No. Si el orgasmo alcanzado durante el coito no afecta al feto, mucho menos lo hará el conseguido mediante la masturbación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tras el parto, ¿hay que mantener 40 días de abstinencia?

No tienen por qué ser 40 días exactos; depende de cómo haya transcurrido el parto.

Si se ha hecho una episiotomía amplia en un parto vaginal, la abstinencia sexual será necesaria durante uno o dos meses, para evitar desgarros vaginales con la penetración.

Si no se ha hecho episiotomía, las relaciones se podrán retomar cuando cesen los loquios y la mujer quiera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Y si la cicatriz de la episiotomía hace doloroso el coito?

Los puntos de la episiotomía molestarán durante más o menos tiempo, dependiendo de la amplitud de la misma, de cómo haya sido suturada y de la facilidad de cicatrización de cada mujer.

No obstante, si las molestias perduran varios meses conviene hacer una revisión médica de la zona, para comprobar si existe algún problema en algún punto, o si la suturación ha sido excesiva, caso en el que habría que volver a intervenir sobre la herida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tras la cesárea, ¿cuánto tiempo hay que esperar?

En este caso la recuperación es más larga, puesto que se trata de una intervención quirúrgica. Pero el tiempo de abstinencia sexual depende de dos factores: del estado general de la mujer y del cese de los loquios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Cómo se soluciona la sequedad vaginal tras el parto?

Se puede corregir con un preámbulo sexual adecuado y con el uso de lubricantes específicos para este problema.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Ver el parto puede afectar al deseo sexual del hombre?

Sí, en ocasiones el shock visual de la expulsión del parto puede hacer que el hombre se impresione y después le cueste volver a retomar las relaciones.

Pero casi siempre es de carácter transitorio. Por eso, el lugar del padre en el parto debe estar junto a la cabecera de la parturienta, no entre sus piernas, lugar que ocupará la comadrona o el ginecólogo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Y si la mujer no recupera el deseo sexual tras el parto?

En primer lugar se deben favorecer las circunstanicas generales, con el fin de que el ambiente sea propicio para las relaciones: armonía con la pareja, un mínimo de descanso diario, uso del anticonceptivo adecuado, alimentación equilibrada...

Si con todo esto persiste la desgana, lo mejor es hablar con el ginecólogo para que recomiende la forma de actuación más adecuada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Cuál es el mejor anticonceptivo en el postparto?

El mejor es el preservativo, ya que no tiene contraindicaciones. El DIU no es recomendable hasta pasados seis meses del parto (antes el cuerpo puede rechazarlo). El control de la temperatura basal tampoco es fiable hasta que la ovulación y las reglas se regulen, cosa que no pasa mientras dura la lactancia.

Y la píldora, dadas sus dosis hormonales tan elevadas, no es compatible con la lactancia. Las minipíldoras de baja dosis hormonal sí se pueden tomar un mes después del parto, aunque se esté amamantando, si no hay contraindicación médica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo