16 mitos falsos sobre el embarazo que no debes creer

Muchas de las creencias que existen en torno a la gestación son falsas... o solo tienen una parte de verdad. Recurre al sentido común, pregunta a tu ginecólogo y destierra estas ideas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Con cada gestación se pierde un diente

Y hay quien dice que si luego das el pecho, pierdes más. No es cierto.

Lo que ocurre es que los cambios hormonales durante el embarazo hacen que las bacterias proliferen con más facilidad y hay que extremar la higiene bucal.

Recuerda que, según la Sociedad Española de Odontopediatría, el calcio que necesita el bebé lo obtiene de tu dieta o de tus huesos, no de tus dientes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Ardor de estómago? Nacerá con pelo

Hay bebés que nacen calvos y otros, con una buena cabellera.

En este caso, algunas madres relacionan la acidez o ardor de estómago que sintieron durante el embarazo con el hecho de que el niño tenga mucho pelo.

No es así. Las molestias estomacales se deben principalmente al aumento de progesterona, que hace que las digestiones resulten más pesadas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Hacer deporte puede ser perjudicial

Todo lo contrario, el ejercicio suave te ayudará a mantenerte en forma, a aliviar ciertas molestias y también a tener un parto más sencillo.

En este sentido, un mito que carece de todo fundamento es el de que levantar mucho los brazos podría estrangular el bebé.

Es un absurdo, la longitud del cordón umbilical (mide 50-55 cm) permite el nacimiento vaginal y cuando el bebé viene con vueltas de cordón, se debe a sus movimientos dentro del útero. De hecho, cuanto más largo sea el cordón, más probabilidades hay de que ocurra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lo que comas influirá en su aspecto

Hay quien dice que determinados tipos de alimentos pueden influir en la apariencia física del bebé.

No hay nada de cierto en ello, esto depende de la herencia genética del bebé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Las medicinas están contraindicadas

No todas, lo que está contraindicado es la auto prescripción, es decir, que decidas tomar algo sin consultar al médico primero. Y esto incluye tratamientos o remedios naturales.

De hecho, en ocasiones es mejor el tratamiento de la gestante, como ocurre por ejemplo con la vacuna gripal (elaborada a partir de virus muertos inactivos), que se recomienda a todas las mujeres que se encuentran en el segundo o en el tercer trimestre del embarazo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La comida picante puede provocar el parto

No existe conexión entre el estómago y el útero ni ningún estudio que avale esta creencia.

Si te apetece y no tienes problemas con las digestiones, estupendo, pero no esperes que éste sea el método para iniciar el parto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Debes olvidarte de viajar en avión

Si tu médico te dice que no hay nada que lo desaconseje en tu caso, puedes volar en avión sin problemas.

Eso sí, muchas compañías aéreas lo restringen o exigen un certificado médico en el último trimestre, más en vuelos de larga duración.

El detector de metales tampoco representa riesgo (no es una máquina de rayos X, lo que hace es crear un campo electromagnético como el de los electrodomésticos de casa). Y si prefieres evitarlo, puedes solicitar que te hagan una inspección manual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tener relaciones sexuales puede dañar al bebé

La vagina es un órgano elástico que se expande durante la penetración, de manera que es imposible hacer daño al bebé.

Además, tanto el tapón mucoso como la bolsa de líquido amniótico lo mantienen bien protegido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Las varices son inevitables

No tienen por qué serlo. Aunque es cierto que el mayor volumen de sangre en el torrente sanguíneo y el aumento de relaxina (una hormona que ayuda a la dilatación) favorecen su aparición, la principal causa es la predisposición genética.

Eso sí, si ya las has sufrido en un primer embarazo, las volverás a tener en los siguientes, porque las paredes de las venas ya se han dilatado con anterioridad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Si bebes mucha leche, tendrá costra láctea

Nada que ver. Es más, la ingesta de calcio debe aumentarse durante el embarazo para el buen crecimiento del bebé.

La costra láctea surge por la cantidad de grasa que el recién nacido acumula en su cuero cabelludo, algo que al parecer tiene un componente genético.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Antojo insatisfecho = Mancha en la piel

Los antojos responden a los cambios hormonales, a una carencia en la dieta o, simplemente, a la ansiedad o al deseo de ser mimada.

Que los satisfagas o no nada tiene que ver con que tu hijo nazca con una mancha en la piel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tomar café eleva el riesgo de aborto

No hay riesgo alguno para el embarazo si no tomas más de dos tazas al día. Más cantidad de cafeína podría afectar a tu tensión arterial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Puedes ducharte, pero no bañarte

Gracias al tapón mucoso, el cuello del útero está cerrado y el bebé protegido de posibles infecciones.

Salvo al final, cuando el tapón se ha desprendido, no hay riesgo de que el agua del baño llegue al útero. Sólo en las últimas semanas tendrás que cambiar los baños por duchas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El tinte de pelo y la laca de uñas le afectan

No se ha demuestrado científicamente que la mínima absorción capilar o cutánea de los componentes químicos de estos productos de belleza pueda llegar a afectar al bebé que se está gestando.

En cualquier caso, para quedarte tranquila opta por tintes sin amoníaco y por la laca de uñas libre de ftalato de dibutilo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A mayor edad, más estrías

Es justo al contrario. Con los años el tejido conjuntivo pierde firmeza, así que cuando la piel se estira, se daña con menos facilidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La forma de la tripa indica el sexo del bebé

¿Te han dicho que si tu tripa es redonda el bebé será niña y si es picuda, niño? Es una creencia extendida, pero la forma de la tripa no está relacionada con el sexo del futuro bebé, sino con otros factores muy distintos.
Lo que más influye es la musculatura de la madre (si tiene abdominales fuertes y es el primer embarazo la tripa será menos prominente) y la posición en la que se encuentra el feto: cuando está atravesado, el vientre de la madre parece más ancho; si se coloca de pie, parece más plano, y cuando se pone cabeza abajo, la tripa puede parecer más picuda.

Además, a las mujeres de caderas anchas se les reparte mejor el volumen, lo que hace que la forma de la tripa sea más redondeada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo