Embarazo: este verano vale por dos

Apúntate a las siestas, a los paseos por la playa, a las comidas fresquitas, a salir con tus amigos... Son los pequeños placeres que harán que disfrutes de tu embarazo en estos meses.

Es cierto que estar embarazada en pleno verano tiene algunos inconvenientes, básicamente por el calor (ahora te afecta más). Nada que no se solucione con prevención. Por lo demás es una época ideal, estarás más tranquila en el trabajo, probablemente tendrás vacaciones... Aprovecha estas ideas y piensa en relajarte y disfrutar de tu embarazo.   

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Descanso e hidratación

Escucha a tu cuerpo. ¿Qué te pide? Reponer fuerzas con el descanso e hidratar tus células.  

- Apúntate a la siesta. Concretamente, de 26 minutos. Es el tiempo ideal según un estudio de la Agencia Espacial Norteamericana (NASA). Hacerlo rompe la fatiga, va bien para el corazón y mejora la digestión. 
- Lleva una botellita de agua en el bolso. Es la recomendación de Carme Roig, matrona del Hospital Universitario Arnau de Vilanova, en Lleida. La razón es que en verano debes asegurar una buena hidratación. “Beber agua previene el estreñimiento, favorece la circulación y ayuda a mantener una adecuada temperatura corporal”, explica. Lo ideal es beber unos dos litros diarios. Además de agua puedes tomar zumos, leche, horchata (muy fresquita), bebidas isotónicas... 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Activa y de buen humor

La actividad física te mantiene en forma, previene dolores y eleva tu ánimo y tu autoestima.

- Pasea descalza por la playa. Si estás de vacaciones en la costa, no dejes de hacerlo. Este ejercicio activa la circulación venosa y linfática y alivia la típica hinchazón de pies. Además, andar es una manera excelente de mantenerte activa y prevenir la lumbalgia (una molestia muy común en el embarazo). Si estás en la piscina, pon los pies en el agua y muévelos suavemente; conseguirás beneficios parecidos. 
- Sal y diviértete. ¿El calor te amodorra y salir de casa (tan fresquita) no te apetece? Un consejo: sacúdete la pereza, ponte guapa y queda con amigos. Hacerlo te subirá la autoestima y las endorfinas. “Por el contrario, si te quedas en casa te sentirás más agotada. Es un círculo vicioso”, explica Carme Roig. Eso sí, evita las horas de sol intenso. Ya habrás notado que ahora el calor te afecta más; es porque la hormona estrógeno y el bebé aumentan tu temperatura corporal. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La alimentación en verano

Que tu alimento sea tu medicina y viceversa, como decía Hipócrates. Algunas ideas prácticas.

- ¡Prepárate buenos gazpachos! Aumentar la ingesta de potasio previene los calambres en las piernas. Y el tomate es uno de los alimentos más ricos en este mineral, así que aprovecha que ahora es temporada y prepárate zumos de tomate o gazpachos, ¡tus piernas lo agradecerán! Otra alternativa para obtener potasio es el batido de plátano, pero cuidado, tiene más calorías. Si tu problema es el estreñimiento, prepárate zumos con pera, ciruelas, zanahoria o nísperos, todos muy ricos en fibra. 
- Platos refrescantes. Los fritos y las preparaciones picantes aumentan la sensación de calor. En cambio, las cremas o sopas frías de verduras son refrescantes y poco calóricas. ¿Qué tal una sopa de melón con queso fresco? Otra opción: un plato único de ensalada con trocitos de pollo empanado o de jamón dulce. 
- Más comidas, más ligeras. ¿Has perdido el apetito por culpa del calor? En vez de hacer las tres comidas típicas, programa cinco colaciones más ligeras al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. De este modo te será más fácil sentarte a la mesa y, de paso, tu digestión lo agradecerá. Fraccionar las comidas, además, es una buena forma de prevenir el ardor de estómago. Por cierto, si ya sufres esta molestia, un buen truco es beber un poco de leche fría en cuanto la notes, alivia mucho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Siéntete mucho más guapa

¿Verdad que te dicen que te ven muy guapa? Claro, es que el embarazo te sienta muy bien.

- Hidrata y nutre tu piel. Con la gestación estará más lozana, pero el sol y el cloro de la piscina la resecan. ¡Y se está estirando! Aplícate con generosidad una crema hidratante o antiestrías o un aceite corporal (como el de rosa mosqueta). Así conservarás su elasticidad y prevendrás picores y estrías. Y si tienes cloasma (manchas de pigmentación), protege la zona con un SPF 50+ para que no aumente.
- Una moda cómoda. Este verano se llevan los outfits hippies con toques étnicos, en vestidos vaporosos y poco entallados. Genial para ti, ¿no? Escoge tejidos naturales como algodón, seda o lino, y evita la ropa sintética, que retiene el sudor. Mejor en colores claros, más frescos. En cuanto al calzado, son ideales las sandalias de tiras y, a poder ser, de medio tacón. Deben sujetarte bien el pie (ahora tus articulaciones están más laxas) sin apretar. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Feliz dentro del agua

Practicar natación o gimnasia acuática es una de las mejores actividades que puedes elegir ahora. “Todo son ventajas: es un medio poco brusco en el que te mueves más ligera (en el agua el peso de tu cuerpo es una sexta parte que fuera). Y además, los movimientos dentro del agua aumentan el tono muscular y la elasticidad”, explica la matrona. En realidad no es necesario nadar, basta caminar dentro del agua o practicar sencillos ejercicios como elevar las piernas para conseguir beneficios.   

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Protégete del sol

Una recomendación que en tu estado cobra más importancia, porque las hormonas del embarazo estimulan la producción de melanina (sustancia que pigmenta la piel).

Esta pigmentación es muy típica en la frente, pómulos y labio superior y se llama cloasma.

Para evitarla, no te expongas de forma directa al sol (en especial entre las 12 y las 16 horas) y usa crema de alta protección (SPF 50+). Y protege las piernas, sobre todo si sufres varices: el calor las empeora. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo