Productos de belleza imprescindibles en el embarazo

Estos productos son básicos en el cuidado de tu belleza diaria y muy similares a los que usabas antes, pero ahora más específicos, porque estás embarazada.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Hidratante con SPF alto

Para evitar la aparición de manchas durante la gestación, conviene que tus productos de cuidado facial diario (hidratante, maquillaje...) incorporen alta protección solar. O puedes usar una hidratante específica antimanchas. Si tu embarazo coincide con el verano, aplícate un protector solar con color, que aporte un ligero efecto bronceado sin exponerte al sol.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Productos para la higiene íntima

En la ducha o el baño diario, utiliza un gel con pH neutro. A la hora de cuidar la zona vaginal ten presente que el exceso de flujo puede conducir a una higiene excesiva e inadecuada. Usa un producto que sea ligeramente ácido, sin perfume, que no genere mucha espuma. Usa ropa interior de algodón y preferiblemente blanca, las de color llevan tintes que pueden causar irritación en situaciones de especial sensibilidad, como la tuya.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Protector labial

Si eres propensa al herpes labial, has de saber que el sol es uno de los desencadenantes del brote, y en tu estado no debes aplicarte esa crema antiviral que usas habitualmente. Para prevenir su aparición, no salgas de casa sin un protector labial con alto SPF. En el último mes quizá se te hinchen los labios, aplícate un bálsamo hidratante mate (el brillo aumenta el volumen) y póntelo a lo largo del día para evitar que te salgan grietas por la sequedad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Crema antiestrías

En cuanto se confirme tu embarazo, ve a la farmacia, pide una crema antiestrías (de buen tamaño) y aplícatela ya, dos veces al día por la tripa, pecho, brazos, muslos, cadera y glúteos. Si el producto es hipoalergénico y de fácil absorción, mejor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Agua mineral natural

El agua es uno de los nutrientes básicos: además de favorecer la digestión, combatir el estreñimiento, mejorar la elasticidad de la piel, contribuir al equilibrio hídrico y ayudar en la eliminación de desechos, facilita el aporte de oxígeno a las células. Tu cuerpo necesita 2 litros diarios, más si estas embarazada y hace calor. Ten siempre a mano una botella de agua, ya sea mineral natural o del grifo, y bebe aunque no tengas sed.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tonificante para piernas

Cuando el útero y el peso del niño incidan sobre las piernas, las notarás muy pesadas. Para reducir la molestia usa zapato cómodo, ponlas en alto siempre que puedas, aplícate duchas frías ascendentes y alíate con productos refrescantes y tonificantes específicos para ti: hipoalergénicos, sin alcohol, sin perfume. O con castaño de indias y vid roja.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Desodorante de piedra de alumbre

Por el embarazo tu metabolismo está acelerado y este proceso genera calor y aumenta el sudor. Para combatir esa sensación, usa tras la ducha diaria un desodorante natural de piedra de alumbre, viste con ropa de algodón, lleva en el bolso un pulverizador de agua termal, que hidrata y refresca el rostro al instante, y toallitas desodorantes para usarlas en momentos de crisis

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuidado del cabello

Durante el embarazo tendrás el cabello precioso, pero no olvides que la hidratación es clave. Utiliza un champú delicado, un acondicionador (sin siliconas) en cada lavado y una mascarilla hidratante una vez a la semana. Usa un peine de cerdas naturales y, si es posible, evita el uso continuado de secador y planchas. Desenrédate el pelo antes de lavarlo, una vez mojado, está más débil y los tirones favorecen su caída.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo