Dudas sobre el embarazo que da vergüenza preguntar

Todas las cuestiones íntimas que te surgen en la gestación y no te atreves a plantear al médico son más normales de lo que piensas. ¿Quieres saber cuáles son las más comunes?

preguntas sobre embarazo
Cavan ImagesGetty Images

Vas regularmente a la consulta del tocólogo, él controla la buena marcha de tu embarazo, tu salud y la de tu hijo. Y, sin embargo, algunas veces vuelves a casa con la sensación de no haberte atrevido a preguntar ciertas "cosillas" por su naturaleza íntima. Éstas son algunas de las cuestiones que seguro te han surgido y que tu médico ha oído miles de veces. Como verás, no hay motivo para no comentárselas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tengo muchos gases no los puedo expulsar y termino con dolor de tripa

Con el crecimiento del niño, el útero ocupa más espacio y desplaza las vísceras. Los gases se acumulan en el intestino aprisionado y oprimen el diafragma y el estómago, lo que hace más difícil la digestión y la evacuación de estos gases y provoca dolor. La solución es comer muy ligero, masticar despacio, fraccionar las comidas (hacer cinco o seis minis), evitar las grasas (más complicadas de digerir) y los alimentos flatulentos (ojo, una inocente lechuga puede causar muchos gases). Al terminar de comer, permanece de pie al menos una hora o camina 20 minutos.

Desde que estoy embarazada sudo mucho, calo la ropa y la sensación es muy molesta

El metabolismo basal es la cantidad de energía que consume el organismo en reposo, pero en el caso de la embarazada (también durante el periodo de lactancia) ese metabolismo está acelerado y el gasto energético es muy superior al normal. Además, tu organismo trabaja sin parar y ha de eliminar desechos por partida doble, esto supone un consumo de energía que se traduce en calor. Por no hablar de que el niño también aporta calor. Ante una subida de temperatura, el mecanismo termorregulador se pone en marcha y mamá suda. Ponte prendas ligeras y transpirables, aumenta la higiene de la zona y usa un desodorante natural con mineral de alumbre.

En el embarazo me han salido hemorroides y lo paso fatal en el baño

Utiliza toallitas humedecidas y con efecto calmante para la higiene diaria. Los baños de asiento con agua muy fría reducen la inflamación y el picor. Pero para que las molestias de las hemorroides se mitiguen hay que combatir el estreñimiento. Si el dolor, picor y escozor son intensos el médico valorará la posibilidad (riesgo-beneficio) de recetarte una pomada.

¿Debo depilarme el pubis antes del parto?

Puedes hacer lo que quieras. Muchas mujeres llevan el pubis depilado como parte de su higiene diaria y otras no. Durante el parto, si se precisa, que no siempre sucede, te harán un rasurado mínimo en la zona más propensa a recibir puntos de sutura.

¿Y puedo teñirme el cabello?

Sí, sí puedes teñirte y decolorarte el vello que te resulte molesto, si así lo deseas, preferiblemente con productos que no incorporen amoniaco.

Desde que estoy embarazada me pica muchísimo la tripa y la espalda y las palmas de las manos y no para de rascarme

La distensión que está sufriendo la piel, sobre todo en la zona de la tripa, y la rotura de sus fibras de sostén (origen de las estrías) suelen causar picores. Pero cuando se trata de algo tan intenso y que afecta a las palmas de las manos puede estar relacionado con un mal funcionamiento del hígado y eso sí que debe ser controlado por el médico. Hasta que se averigüe la causa, hidrata tu piel tres veces al día, cambia tus productos de baño por otros específicos para pieles sensibles y atópicas y prescinde de aquellos que lleven perfume. Viste con prendas holgadas, de tejidos naturales, sin gomas ni elásticos de ningún tipo.

--> Picores de piel en el embarazo y cómo aliviarlos

Estoy de 7 meses, ya tengo secreción láctea y mancho la ropa, ¿qué hago?

Cuando los niveles de prolactina, hormona que interviene en la producción láctea, están elevados, el pecho puede presentar secreción. Es muy común en el último trimestre de gestación y no supone ningún problema. Usa un sujetador de copas aireadas y transpirables donde puedas ubicar discos absorbentes y cámbialos con frecuencia, porque el pezón ha de estar seco para que la piel no se macere.

--> Segregar calostro en el embarazo, más normal de lo que piensas

En el embarazo me han salido pelitos en la areola ¿me los puedo quitar?

Es sólo una cuestión estética relacionada con el nivel hormonal propio de la gestación. Cuando nazca el niño y se regule ese nivel hormonal, desaparecerán por sí solos. De momento, puedes quitarlos con la pinza, pero no uses cremas ni ceras que supongan tirón. Por otro lado, las areolas mamarias, pueden oscurecerse notablemente, debido al cambio hormonal. Pero tranquila, volverán a su color original tras el parto y la lactancia.

Estoy muy estreñida y no sé cómo solucionarlo

La progesterona (que relaja el tono muscular y ralentiza las digestiones), la relaxina (hormona que flexibiliza los laigamentos) y la presión del útero sobre los intestinos despalzados son causas de estreñimiento (que puede verse acentuado si estás tomando suplementos de hierro).
Para solucionarlo:
•Bebe 2 l de agua al día.
• Aumenta el consumo de fruta y verdura en crudo (5 al día es lo mínimo).
• Toma lácteos con bífidus.
• Si tu médico lo estima oportuno toma un producto que retenga el agua y aumente la masa fecal para favorecer la evacuación.
• También puede indicarte un laxante suave o algún supositorio de glicerina compatibles con tu estado.

Tengo mucho flujo y estoy muy incómoda por los picores que me genera

El aumento de flujo en el embarazo es muy normal, pero ha de ser ligero, blanquecino e inodoro. Si parece leche cortada o si es verdoso, pardo y/o con mal olor, acude a tu tocólogo, porque son síntomas de infección. El picor, aun sin cambios en el flujo, es otro de los síntomas, aunque también puede estar causado por ropa interior inadecuada. Úsala de algodón 100%, de bambú o con hilos de plata (con propiedades antibacterianas y antifúngicas), ponte protege-slips transpirables (cámbialos con frecuencia) y utiliza productos de higiene que respeten el pH vaginal (las irrigaciones y duchas íntimas no están aconsejadas). Si en un par de días no notas mejoría, no hay más remedio que averiguar si sufres una infección vaginal. Tómatelo en serio, porque podría condicionar el tipo de parto.

¿Qué pasa estos meses con el sexo?

Durante el segundo trimestre es común que la libido femenina aumente: la buena marcha de la gestación, el bienestar físico y emocional de la madre, la mayor vascularización de la zona y el aumento de la lubricación vaginal favorecen que la pareja disfrute más de sus encuentros amorosos.
Pero hay salvedades:
Si la gestación está considerada de riesgo (placenta previa, amenaza de aborto o de parto prematuro, pérdidas sanguíneas, etc.) y el tocólogo ha recomendado abstinencia, tendrás que evitar la penetración y las contracciones del orgasmo, en cualquier circunstancia que éstas se produzcan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo