Plantas medicinales para embarazadas

La fitoterapia ha existido siempre, pero ahora se conocen mejor las virtudes y efectos secundarios de las plantas medicinales. Las que te mostramos son adecuadas durante la gestación.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Saúco

Propiedades. La infusión de saúco tiene efecto diurético suave y puede utilizarse contra la retención de líquidos en el embarazo. Las hojas en forma de ungüento o pomada combaten los hematomas y las torceduras. Los enjuagues con la infusión (sólo para niños que sepan escupir) ayudan en la irritación de garganta y en la amigdalitis.

Precauciones. En la gestación, no usar la corteza, ya que es un purgante muy fuerte.

 

 

 

Tilo

Propiedades. Se utliza como sedante y en tratamientos preventivos de tromboembolismos. La corteza está especialmente indicada en las migrañas.

Precauciones. Está contraindicado en el caso de obstrucción biliar.

Jenjibre

Propiedades. Como infusión, reduce los vómitos y mejora la digestión y los dolores abdominales. Las embarazadas pueden tomar té de jenjibre para reducir las náuseas matinales. También ayuda a luchar contra el estreñimiento.

Precauciones. No superar la ingestión de 1 gramo diario.

 

Hamamelis

Propiedades. Se utiliza para realizar enjuagues bucales si se tienen las encías doloridas, para baños oculares y para trastornos circulatorios.

Precauciones. Está contraindicado en caso de gastritis o úlcera gastroduodenal.

Aloe

Propiedades. El gel de la planta en uso tópico (aplicado en la piel) es cicatrizante, ayuda a tratar dermatitis y ezcemas, calma las picaduras de insecto y quemaduras solares y tiene un gran poder hidratante.

Precauciones. En crema o pomada no hay problema. Pero los bebés y las embarazadas no deben ingerirla, ya que puede causar pérdida de sales minerales (es muy diurético) y provocar contracciones uterinas.

 

Equinácea

Propiedades. Aumenta las defensas y protege de catarros y gripes.

Precauciones. Está indicado para mayores de 12 años porque provoca vómitos en dosis elevadas.

 

 

Caléndula

Propiedades. En crema es un buen antiséptico para arañazos y cortes. Regula las dermatitis seborreicas y calma los picores de los problemas de piel. Además, una compresa empapada en infusión de caléndula mejora los dolores de las varices incipientes.

Precauciones. La caléndula es estupenda para tratar las afecciones de las mucosas (encías, faringe y vagina), pero no debe ingerirse en el embarazo por sus efectos tónicos sobre el útero. Sí puedes hacer enjuagues bucales o baños de asiento para combatir infecciones por hongos.

Manzanilla

Propiedades. Favorece la digestión.

Precauciones. A los niños de 1 a 5 años no hay que darles más de una cucharada tres veces al día

Árnica

Propiedades. La pomada es muy eficaz contra los hematomas y las distensiones musculares. Las mamás con niños pequeños deberían utilizarla en tamaño gigante.

Precauciones. No debe usarse en heridas abiertas, ya que puede resultar irritante.

Melisa

Propiedades. La infusión con hojas frescas es sedante, digestiva y reconstituyente. Combina muy bien con la lavanda, el hinojo y la pasiflora para inducir al sueño. Bebés, una cucharadita tres veces al día.

Precauciones. La melisa está contraindicada en casos de hipotiroidismo. El masaje con el aceite mejora los problemas respiratorios (una gota en 30 ml de aceite), pero no es apto para bebés y niños, hasta los cinco años, ni en el primer trimestre de gestación.

 

Regaliz

Propiedades. En infusiones y tisanas combate la irritación de la mucosa respiratoria  y es un poderoso expectorante, además de tener cierto efecto antiinflamatorio, que ayuda a calmar los problemas respiratorios.

Precauciones. No tomar en caso de hipertensión o diabetes gestacional.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo