Para el rostro

Dos zonas han de concentrar tu atención. Por un lado los pómulos y el labio superior, por su tendencia a la aparición de cloasma (manchas marrones propias del embarazo). Si salen evita exponerte al sol, ya que se intensifican; utiliza una crema diaria con extractos de plantas y filtro solar para protegerte de los UV; combínala con aceite de Lys, que ayuda a difuminarlas (aunque no desaparecerán hasta el postparto). Desmaquíllate con un producto suave y natural. La segunda zona a cuidar son los ojos. Tanto si duermes mucho como si no, todo se reflejará en ellos. Elige una crema para el contorno que reduzca las bolsas, disimule ojeras e hidrate la zona. Lápices y sombras, mejor si son específicos para pieles sensibles y testados oftalmológicamente.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Maquillaje Soft Cream, de Sante.

Con granada y aceite de jojoba Bio, sin parafina ni silicona (17,30 €).

Protector Labial, de Carmex.

Con ingredientes naturales, previene calenturas. SPF-15. Cuesta 4,95 €.

Contorno de ojos, de Weleda.

Con rosa mosqueta (15 €).

Sombra Trío, de Sante.

Con extractos vegetales (14,85 €).

Noche y Día, de Germinal.

Hidratante, nutritiva y antiarrugas, con algas pardas. SPF-20 (26,45 €).

Bio Crema Hidratante, Plante System.

Con flor de Edelweiss, antioxidante. Sin parabenos. (11,90 €).

Perfilador de ojos, de Belcils.

Es hipoalergénico minizando el riesgo de alergia (7,50 €).

Bálsamo Labial Nutritivo, Yves Rocher.

Con karité, frambuesa y jojoba (4 €).

Crema de Vino, Armonía Bio.

Con resveratrol 100% natural (antiarrugas) (24 €).

Leche Desmaquillante, de Huiles et Baumes.

Con aceite de rosa mosqueta, de jojoba y de almendras dulces Bio. Hidrata y purifica la piel (22 €).

Cotton Flower Palette Teint, de Clarins.

Polvos transparentes (32 €).

Limpiador Ultraconfort, de Keims.

Con ylang-ylang y hamamelis (11,80 €).

Aceite de Lys Bio, de Melvita.

Reduce las manchas y los puntos negros (19,26 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo