Caída de dientes en el embarazo ¿verdad o mentira?

Durante el embarazo, es común encontrarse con problemas de erosión dental extrema debido a los ácidos en la boca causados por las náuseas.

Hay un dicho muy antiguo que dice: “ganas un hijo, pierdes un diente”. Y aunque es algo que en la mayoría de los casos no sucede, hay una minoría que sí se ve afectada. Este es el caso de Stacey Solomon, quien en su segundo embarazo tuvo toda una serie de problemas dentales.

Stacey cuenta que, durante el primer trimestre, acudió más la dentista que al ginecólogo. "De repente me perforaron a la izquierda, a la derecha y al centro", escribió en su columna para The Sun. "Mis dientes se pusieron de un color raro, me tuvieron que sacar algunos, ya que estaban muy dañados y pronto me llenaron los rellenos".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aunque según Aída Grandioux, gerente e implantóloga de Clínica Dental Fleming en Madrid, "la posibilidad de encontrarse un caso como el de Solomon es muy remota", sí es común encontrarse en el embarazo con problemas de erosión dental extrema debido a los ácidos en la boca causados por las náuseas.

"El ácido en el vómito o alimentos y bebidas ácidas se comen la superficie del diente erosionando el esmalte. Eventualmente, la dentina más amarilla queda expuesta y los dientes realmente se vuelven sensibles", explica Grandioux.

Para evitar este tipo de problemas, Grandioux recomienda enjuagarse la boca con agua mineral y sin gas después de las náuseas y evitar los alimentos y bebidas azucaradas y ácidas entre las comidas, para evitar que el ácido ataque los dientes.

"Pero incluso si no padecen náuseas matutinas, hay algunos cambios en su salud oral que todas las mujeres embarazadas deberían conocer. Los cambios hormonales durante el embarazo pueden hacer que las encías se vuelvan más vulnerables a la placa, provocando inflamación y hemorragia".

Para prevenir o tratar los problemas de encías, la Clínica dental Fleming recomienda limpiarse los dientes dos veces al día durante al menos dos minutos utilizando un dentífrico con flúor, reducir el consumo de azúcar y, por supuesto, acudir al dentista regularmente.

"La mayoría de las enfermedades de las encías comienzan entre los dientes, por lo que la limpieza con cepillos interdentales o hilo dental a diario también es parte de la rutina. Las pastas dentales especialmente formuladas para la gingivitis también puede ayudar a combatir la placa dental y reducir el riesgo de sufrir los problemas que ha tenido Solomon", afirma Grandioux.

ADEMÁS... Gingivitis en el embarazo

Publicidad - Sigue leyendo debajo