Quiropráctica en el embarazo ¿ayuda con el dolor de espalda?

  "Me quedan dos meses para dar a luz. Espero gemelos y he cogido bastante peso, por lo que me duele la espalda. He oído hablar maravillas de la quiropráctica. ¿Cree que podría ayudarme en mi caso?".

Según va transcurriendo el embarazo, el aumento de volumen abdominal obliga a la columna vertebral a aumentar su curvatura, para mantener el centro de gravedad. Estos cambios producen tensiones en toda su longitud, traduciéndose en molestias más o menos acusadas en la espalda.

En tu caso, al ser una gestación gemelar, el aumento de tamaño del útero es mayor que en un embarazo con feto único. Igual pasa con el incremento de peso. Los hábitos de vida van favoreciendo malas posturas corporales y esto hace que la columna pierda su alineación natural, produciéndose pequeños desplazamientos de las vértebras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por eso se aconseja incluso ir al quiropráctico antes de la gestación, por si tienes que hacer alguna corrección y empezar así el embarazo en la mejor situación posible.

Hay que tener en cuenta que la progesterona produce una mayor laxitud en las articulaciones y esto va a favorecer igual que el útero y el peso de la madre, que se acentúen las curvaturas y que el riesgo de pequeños desplazamientos vertebrales aumente. Por lo tanto es una técnica totalmente recomendable, que no afecta al feto, pero que tiene que ser efectuada por una persona especializada.

Si tienes dudas sobre tu embarazo, parto y postparto escribe a crecerfeliz@hearst.es

ADEMÁS... Dieta antiestreñimiento para embarazadas

Publicidad - Sigue leyendo debajo