¿Cómo diferenciar el líquido amniótico del flujo vaginal?

Muchas embarazadas tienen miedo de no saber si han roto aguas o si simplemente tienen un aumento de flujo vaginal. Te contamos cómo despejar dudas.

líquido amniótico y flujo vaginal
Jose Luis Pelaez IncGetty Images

Muchas embarazadas tienen miedo de no saber si rompen aguas y van perdiendo líquido amniótico poco a poco en lugar de hacerlo de golpe o es simplemente un aumento de flujo o algo de orina que se haya podido escapar por la presión del útero, sobre todo al final del embarazo. Tal y como explica el doctor Zúñiga, el embarazo provoca cambios a nivel de la vagina, aumentando la vascularización, su turgencia, y disminuyendo sus defensas (cambia el ph). Esto se traduce en una sensación mayor de humedad por aumento del flujo y en ser más susceptible a las infecciones vaginales, sobre todo a los hongos (cándida albicans).

Durante el embarazo el flujo es variable según los días, es casi seguro que si notas y una mayor humedad en tu braguita se debe al aumento fisiológico de la secreción vaginal. Si tienes dudas, acude a tu médico y coméntaselo para que puedan descartar una rotura de bolsas. Siempre existe la posibilidad de hacer una ecografía y valorar así la cantidad de líquido amniótico existente y si corresponde con la que debería haber por el tiempo de gestación en el momento que te encuentras.

Otra posibilidad es utilizar un reactivo de laboratorio, que tomando una muestra del flujo vaginal nos dice si es o no líquido amniótico en vagina. En el caso de que apareciera estaríamos en un proceso de rotura prematura de la bolsa de aguas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo