Cómo evitar la incontinencia en el embarazo

Es muy común que aparezcan problemas de incontinencia urinaria durante el embarazo o después de dar a luz. Descubre qué ejercicios puedes hacer para controlarlos.

El 14 de marzo se celebra el Día Internacional de la Incontinencia Urinaria. La incontinencia o pérdida involuntaria de orina es un problema que afecta tanto a hombres como a mujeres. Sin embargo, a pesar de ser un problema con gran incidencia, se considera un tabú a nivel social, por lo que los afectados, la mayoría de las veces, se mantienen en silencio y no buscan ayuda médica para su solución.

Es muy común que aparezcan problemas de incontinencia urinaria durante el embarazo o después de dar a luz. Esto se debe al debilitamiento del suelo pélvico que se produce en esta etapa y el parto vaginal, siendo este uno de los motivos principales de la aparición de este problema.

Posibles soluciones a la incontinencia urinaria

Realizar ejercicios específicos para fortalecer el suelo pélvico es por tanto una forma de atajar este conflicto. Los llamados ejercicios de Kegel, sirven exactamente para ello y consisten en la contracción y relajación de los músculos de la vagina y pueden hacerse a varias velocidades.

  • Lenta. Primero se contraen los músculos del suelo pélvico durante cinco segundos, respirando suavemente. A continuación, se relajan durante otros cinco segundos. Este ejercicio hay que repetirlo 10 veces.
  • Rápida. Se contraen y se relajan los músculos de la vagina tan rápido como se pueda durante dos o tres minutos.

    Algunos de los beneficios que se consiguen mediante esta práctica son:

    • Se consiguen mejoras de hasta el 97%
    • Acelera el proceso de recuperación de la incontinencia después del parto reduciéndolo a 6 meses en lugar de 12.
    • Se logra un mayor control sobre los músculos de la vagina durante el embarazo y el parto.

      En todo caso, lo recomendable es contar con el asesoramiento del médico y realizar los primeros ejercicios con un rehabilitador que nos enseñará a hacerlos correctamente y, una vez aprendidos, podremos llevarlos a cabo en casa con resultados óptimos.

      Cuándo acudir al médico

      Es recomendable consultar con tu médico cuando los problemas de incontinencia surjan antes del primer trimestre de embarazo o persistan después de seis semanas desde el parto. En ocasiones los problemas de control de orina pueden producirse meses, e incluso años, después de dar a luz. Si esto sucede, ve inmediatamente a tu médico.

      El especialista podrá ayudarnos a detectar la causa de la incontinencia urinaria y buscar la mejor solución para cada caso, ya que en ocasiones se puede hacer necesaria una intervención quirúrgica. Lo importante es no tener una actitud vergonzante con este problema y atajarlo en el momento que se nos presenta.

      ADEMÁS... Cómo fortalecer el suelo pélvico

      Publicidad - Sigue leyendo debajo