¿Embarazada en verano? Sigue estas pautas

No te pierdas estos consejos para llevar un embarazo saludable pese a las altas temperaturas. Hidratarse, comer bien y descansar es esencial.

El calor no es siempre fácil de sobrellevar y menos si estás embarazada. Por eso es recomendable que sigas unas determinadas pautas para evitar problemas típicos causados por las altas temperaturas.

Aquí os dejamos algunos consejos indicados por el Hospital Nisa Pardo de Aravaca.

¡Bebe mucha agua!

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La hidratación es fundamental en la época estival y más si estás embarazada. Además notarás que tu cuerpo te pide más agua de lo normal, sobre todo a partir del segundo trimestre en el que se recomienda la ingesta de dos a tres litros diarios de agua. ¡Ten siempre una botella de agua a mano!

Come sana y equilibradamente

Llevar una dieta saludable es importante. Aprovecha el calor para tomar comidas refrescantes como la fruta, gazpachos o batidos.

Descansa siempre que puedas

Durante el embarazo la tensión tiende a disminuir y más dadas las altas temperaturas. Para descansar bien evita las cenas copiosas, duerme con ropa ancha y acuéstate sobre el lado izquierdo colocando un cojín entre las piernas. Además, para combatir la hinchazón de las piernas recuerda no estar de pie mucho rato, también puedes darte duchas de agua fría, poner los pies en alto…

Evita las horas de calor

Si tienes que hacer algo o simplemente te apetece salir a dar un paseo evita las horas centrales de mayor calor. Elegir una ropa adecuada también es importante, decántate por la prendas ligeras, de colores claros y de materiales como el algodón, el lino o la seda.

Mantente activa

Sí, a pesar del calor, siempre debes mantenerte activa. Por eso, en época estival, la natación y los paseos por la playa son una buena opción. La actividad controlada es beneficiosa para una gestación saludable, pero siempre debes consultarlo antes con tu médico.

Toma el sol con precaución

La exposición al sol es buena para ayudar a sintetizar la vitamina D, pero siempre de forma moderada. Evita las horas centrales el día, cúbrete la cabeza y, sobre todo, recuerda utilizar protección solar.

A la hora de viajar…

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Extrema precaución. Los viajes en coche o tren son más recomendables. También es importante cada dos horas estirar las piernas para que no sufran en exceso. Por último recuerda que durante las últimas semanas del último trimestre del embarazo están desaconsejados los viajes en avión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo