Mamá... ¡no fumes durante el embarazo!

Un estudio ha demostrado que los hijos de madres fumadoras presentan una peor forma física o capacidad aeróbica durante su juventud.

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Oulu (Finlandia), publicado en la revista International Journal of Obstetrics and Gynaecology, ha demostrado que fumar durante el embarazo afecta al desarrollo y a la salud del bebé a largo plazo.

Casi todo el mundo conoce los efectos nocivos de fumar durante la gestación, como por ejemplo tener un mayor riesgo de aborto, embarazo ectópico o el nacimiento prematuro del pequeño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Además, los bebés pueden sufrir complicaciones respiratorias, neurológicas, fisiológicas o de comportamiento.

Otras investigaciones también han demostrado que este hábito de las madres puede causar asma, neumonía e incluso obesidad en los hijos.

Por otro lado, este nuevo estudio aporta evidencias sobre el impacto negativo a largo plazo en los hijos de fumar durante el embarazo.

Para ello se analizaron a 508 jóvenes de unos 19 años, 59 de los cuales eran hijos de madres fumadoras. Los investigadores concluyeron que los chicos cuyas madres habían fumado durante la gestación tienen una peor forma física y menos capacidad aeróbica.

Por eso, si eres fumadora y estás embarazada o tienes intenciones de tener un bebé pronto, lo mejor es que abandones este hábito durante la gestación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo