La música estimula al feto

Un estudio ha demostrado que los fetos pueden oír y responder a estímulos musicales emitidos desde la vagina de la madre.

Investigadores del Institut Marquès de ginecología y obstetricia de Barcelona han conseguido comunicarse con el feto y despertarle de su letargo.
¿Cómo? Gracias al poder de la música.

El estudio Fetal facial expression in response to intravaginal music emission, publicado en la revista británica Ultrasound, presenta cómo llega el sonido de forma eficaz y con resultados visibles al feto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El pequeño se encuentra en la tripita de mamá insonorizado. Aunque muchas madres les pongan música en casa o con auriculares pegados a la tripa solo lo escuchan a modo de susurros y de forma distorsionada.

Gracias a este proyecto se ha conseguido la fórmula para que oigan como los adultos ya que el sonido les llega de forma directa.

El estudio se llevó a cabo en más de 106 pacientes entre las semanas 14 y 39 de gestación. Se utilizaron distintos tipos de estimulación: vía abdominal, vaginal (54dB) y vibraciones sonoras no musicales emitidas también desde la vagina, concluyendo que la única vía para que llegue la música y provoque una respuesta del feto es a través de la vagina.

El 87% de los fetos respondieron ante la música emitida por vía vaginal y la frecuencia de sus movimientos también fue mayor que con los otros estímulos.

Según el tipo de música los fetos se despiertan y mueven la boca ¡e incluso sacan la lengua!, simulan movimientos de vocalización previos a la adquisición del lenguaje.

Además, el ensayo clínico prueba que, a partir de la semana 16 del embarazo, los fetos pueden oír y responden a estímulos musicales emitidos desde la vagina de la madre.

¿Cuáles son los beneficios?

Como resultado del estudio se ha creado un dispositivo, “Babypod”, para que todas las madres puedan iniciar a su bebé en la música desde que está en su tripita. Se trata de un altavoz de silicona que se introduce en la vagina y, con un cable, se conecta a cualquier reproductor de música.

El aparato debe utilizarse con moderación, unos 10-20 minutos por la mañana y por la noche, para no interrumpir el ciclo del sueño del feto, y recomiendan la música melódica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Permitirá descartar la sordera fetal con mayor facilidad y reduce notablemente el estrés de la madre que muchas veces se ponen nerviosas si no notan moverse a su pequeño.

Además propicia que las ecografías sean más ágiles y eficaces ya que los movimientos permiten ver todas las estructuras con mayor rapidez y nitidez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo